domingo, 10 de enero de 2010

Cumpliendo con las expectativas

Me había propuesto entre otras cosas para este 2010 quedar con lectores de mi blog, conocer al bloger de Días de vicio y ser activo más de una vez. Pues ayer casi sin planearlo se sucedieron las tres cosas, quedé con un lector para ir a The Paw, conocí a Días de vicio allí y por la tarde había follado a un pasivo que iba de esclavo (esa historia la escribiré otro día pronto).

El plan de ir a The Paw había ido cogiendo forma durante la semana con el lector, de paso avisé a Días de vicio que ya había puesto en su agenda que pensaba ir allí el viernes.
Coincidimos los tres en la entrada para desnudarnos. Así entre lo de la "actividad" de por la tarde y eso, tres de mis planes de 2010 se cumplieron en menos de seis horas.

Hablamos de los sitios de morbo de Madrid, intercambiamos opiniones, rememoramos anécdotas, Días de vicio nos habló de Berlín y sus fiestas extremas... pero hablamos tanto que perdí impulso sexual.

Tengo que aclarar que con el pasivo de por la tarde no me corrí, precisamente para tener ese rollito sexual latente en mí, pero dio igual, el morbo se había esfumado. Además casi no había nadie, en momentos en los que me da corte cuanta más gente haya mejor, así me mimetizo mejor con el ambiente.

También conocimos a uno de los amigos de Días de vicio y con él hablamos del mundo del morbo y de los cambios de rol pasivo-activo que estamos susceptibles de sufrir a lo largo de la vida.

Después de horas The Paw empezó a llenarse, había algún chico apetecible, pero había demasiadas personas con las que había hablado, el propio Días de vicio me confesó que le cortaba que yo estuviera allí, aunque él solucionó eso de una manera más rápida que yo, y me dio la exclusiva de todas las mamadas que le hicieron e hizo, pero yo seguía paralizado, con la polla algo asustada.

Había momentos en los que hubiera alargado la mano para tocar la polla de un chico fuerte con barba y una polla que parecía muy rica, pero por el rabillo del ojo veía al lector y de repente Días de vicio aparecía, y así...

La anécdota de la noche fue... que también cumplí con mi sueño de tumbarme en el sling, y nada menos que dos veces. Fueron momentos de tensión, pero estaba bien protegido, era mucho mejor de lo que creía, comodísimo, no quiero morir sin follar en el sling, pero por esta vez sólo fue una prueba de unos minutos. Estar expuesto con las piernas en alto colgando de unas cadenas mola!

para el que no sepa qué es un sling

Yo sabía lo que había que hacer en The Paw, había que cambiar el chip, había que forzar la situación y meterse de lleno, otros acompañantes me han metido en la acción o se han metido ellos, dejándome solo y eso me obligaba a cambiar el chip. No es culpa de mi lector, no es de nadie. Yo debería haberme metido en la acción sin ayudas ni permisos. ¿Qué pretendía yo? ¿Quizás que mi lector no se enterara de que follo con hombres en pelotas?

El chip no cambiaba, así que forcé la situación y le dije a mi lector que me follara, era la única manera de liberarme del corte que me producía. No es que fuera mi tipo, pero podía soportarlo, cuando por fin le convencí para follar en un rincón y empezó a metérmela resulta que tenía una polla gordísima, me costó trabajo adaptarme a ella, pero cuando lo conseguí todo fue como la seda, se deslizaba muy bien dentro de mi culo. Tenía que correrme, llevaba desde que estuve con el pasivo de la tarde deseándolo, se acercaron dos y justo cuando me corría me tocaron la polla, si se mancharon es su culpa por poner la mano, jaja. Luego me enteré de que había sido Días de vicio. El lector no se corrió, pero yo no daba más, la noche anterior no había dormido nada y quería irme a mi casa a dormir. Pero volví con una buena sensación, me habían follado y me había flipado, conocí a un lector y al bloger de Días de vicio y además por la tarde había hecho de activo por segunda vez en mi vida, y también lo había flipado. No sé porque me empeño en creer que soy tímido... jaja. Lo soy quizás un poco para follar en público... pero... he estado en un bar desnudo follando, el concepto de timidez está algo alterado.
La historia de mi segunda vez como activo próximamente, permanezcan atentos.

LA VERSIÓN DE DÍAS DE VICIO

3 comentarios:

Anónimo dijo...

pues un chico jóven y guapo como tú no debería tener problemas en hacer lo que quisiese en estos bares, jeje. Es todo cuestión de abstraerse y dejar de pensar en los que tienes al lado y pensar más en ti mismo y en la situación. Es la forma de sacar el máximo morbo al garito y al "público". Por cierto, aunque yo te ayudé un poco, quedabas muy bien en el sling, deberías repetirlo y llegar a más. Saludos, Carlos (Red-hot).

Le Morbo dijo...

Carlos, gracias por tus palabras de ánimo, te prometo que las tendré en cuenta la próxima vez. Y gracias por ayudarme a quedar bien en el sling, yo también creo que me favorecía bastante, jaja. No me cabe duda que en este 2010 usaré el sling y llegaré a más.

colega dijo...

Enhorabuena!
Leo, a mi me pasaba lo mismo hasta que estuve por primera vez en el Hell de Madrid y en el Berlín de Barcelona. En lo bares con ( más) luz se está creo mejor.
Si quieres quedamos un martes para ir al Hell y lo comprobamos juntos.
Es como la primera vez que vas a la playa en bolas: luego no puedes volver a ponerte un slip ( al menos eso es lo que me pasa a mi ).
Suerte!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...