martes, 27 de diciembre de 2011

Cuatro años

Por cuarta vez llega el día en el que se puede decir que el blog ha durado un año más, ya son cuatro.

Este cuarto año empezó en París por estas fechas en 2010 y empieza el quinto recién llegado de Los Angeles ¡qué viajero!

Este día siempre me recuerda a los orígenes del blog, pocos días después de conocer a Lobezno en una sauna de Madrid. Aquella noche fue tan novedosa para mi que me propuse tener muchas de ese tipo y contarlas en un blog. 

Siempre tuve la sensación de que estaba repitiendo un patrón muy visto, un blog de un chico gay que cuenta sus polvos es cómo de los inicios mismos de internet. Sin embargo con el tiempo me di cuenta de que más allá del número de visitas o de la popularidad en las redes sociales, el blog era sobretodo para mi disfrute personal, ya sabéis que me encanta confesarme y tanto las veces en las que hablo de pollas o culos con toda naturalidad como cuando me cuesta admitir ciertas fantasías polémicas disfruto publicando todo lo que pasa de mi polla a mi cabeza o viceversa. Si además hay lectores que disfrutan viendo por esta ventana a mi parte morbosa, qué hago y qué pienso... pues es un plus de lo más interesante, porque así tiene más gracia el asunto de la exhibición :)

No sé si hay alguien que me sigue desde los inicios... sería para darle un premio de fidelidad. Pero sé que hay muchos que se han enganchado y se han leído desde el primer post que escribí allá en la Navidad de 2007 con 21 años, hasta el último el otro día. Doy un abrazo a todos mis lectores, a todos, pero más fuerte cuanto más tiempo lleven leyendo o más posts hayan leído, jaja. Y por supuesto a los que he conocido en persona y han formado parte de algunos post como Capuccino, Bajitopollón o El Duende Verde.

Y sobretodo dedico mi cuarto aniversario a DiasDeVicio, mi hermano de blog, que cumple cuatro años también dentro de nada y que tiene que dejar de salir por el mundillo del morbo porque le operan mañana. Y aunque sé que todo va a salir muy bien, tiene que descansar una temporada, él sí que me ha seguido desde los inicios y espero encontrarle por alguna fiesta morbosa otra vez cuando se ponga bueno. 

sábado, 24 de diciembre de 2011

Culito navideño


Yo quería hacer un christmas especial, como el del año pasado, trabajado y demás. Pero... 

De todos modos a pesar de la tarjeta cutre y rápida, espero que paséis unas fiestas memorables y morbosas. No os felicito el año aún... espero hacerlo el día 31 con algo chulo.  

Se me ha echado el tiempo encima y como sigo con el síndrome postcalifornia... ya veis!

Bueno, FELICES FIESTAS a todos mis lectores!

viernes, 23 de diciembre de 2011

Síndrome postcalifornia


Me cuelo en un avión hacía L.A

Cuando estaba en Los Angeles me sentía tan lejos de todo... y aunque el tiempo ha pasado volando, a la vez tenía la sensación de haber cambiado mi actitud lo suficiente para que Madrid me parecereciera nueva. Sin embargo... bah, no sé ni explicarlo, me siento como un extranjero en Madrid, es fría, grisácea, anodina... 

Me cuesta mucho de admitir y quizás sean paranoias mías pero mis amigos no parecen haberme echado de menos demasiado, ni me han preparado una fiesta de bienvenida ni nada. Lo cual no me importaría en realidad sino fuera porque eso me hace sentir como si hubiera pasado fuera sólo una semana o dos. Cuando yo necesito amor, cariño y atención en estos momentos, qué insensibles!

Y para más inri me he encontrado con un amigo de la infancia con el que no hablo desde hace 7 años, con mucha parte negativa de por medio, porque éramos muy competitivos entre los dos, nos hacíamos muchas putadas en la E.S.O... y aunque hubo partes buenas, seguro que más que malas, el mal rollito está aún latente y hoy lo he notado. Será que Rhonda Byrne tiene razón y si estás negativo atraes cosas negativas, sea como sea, hoy era el peor día para encima encontrarme con él. Espero encontrarle más veces porque le aprecio muchísimo, pero hoy no era el día para curar heridas pasadas.

No me apetece salir, no tengo clases... no tengo trabajos que hacer, no hay nadie en casa... he salido a pasear y me he topado con el que he dicho antes, JOdEr, me siento como atrapado en la habitación, se me caen las paredes pero a la vez siento agorafobia, paso de salir y ver Madrid en vez de Santa Monica.

Hoy me he despertado sin erección, yo sabía que iba a ser un mal día. Necesito intensidad, me voy a cortar las greñas surferas y afeitarme, necesito un cambio radical porque llevo todo el día en coma!! No puedo más. Me agobio. Me desespero. ¿A dónde voy? ¿Para qué? Todo es aburrido.

Intensidad! ¿dónde encontrarla? ¿follar? ¿salir desnudo a la calle chillando como un puto demente? Es insoportable! Voy a llorar! No lo aguanto. 

Necesito algo que me distraiga... 

¿Por qué estoy tan desganado que no me apetece levantarme de la cama y a la vez necesito hacer algo extremo, inesperado e impropio de mí?

De verdad que ando rabiando! 



martes, 20 de diciembre de 2011

El sexo de Los Angeles


Siempre he disfrutado pensando como burlar los límites de mi mente, hoy en día pienso en qué me llevó a querer ser amo dominante por ejemplo y creo que es tan simple como que me costaba y sólo por eso deseaba probar. Es fácil mantener un nivel bajo de paranoia cuando haces el amor con un novio en la cama manteniendo una posición elegante  aceptada por todos los gays y la mayoría de la sociedad, menos por la Iglesia y sus fans, claro. La exhibición, los grupos, lo oscuro, lo fuerte, lo prohibido, la lucha, eso sí tiene gracia, que se te encoja el estómago e invocar al diablo a tu hombro derecho, eso tiene interés.

No quiero que creáis que estoy diciendo que te vuelvas loco y te lances sin control a la boca del lobo. Para mí eso no tiene verdadero interés, lo mejor es acercarse a la boca del lobo sin riesgo, sólo el de pasar miedo y romper un muro en tu mente que te revelará algo nuevo, quizás feo, pero q añadirá un tanto % a tu actividad cerebral, eso en el sexo como en el arte, la propia vida y el estudio (la mayoría de los humanos sólo usan el 10%).

Julito me habla muy a menudo de que se siente atrapado, él quiere a su novio y le gusta su vida, pero también empieza a saber que el tiempo pasa que sólo hay una vida, y que es más fácil de llevar un fracaso que no haber vivido. Cuando me cuenta eso siento un poco haberle hablado de mis morbos y de mis aventuras, porque le he "tentado", pero por otro lado no me parece bueno dejar de tener experiencias sólo porque no salen en el catálogo de posibilidades de la Biblia.

En la cogorza del otro día también le confesé que me daba morbo fantasear con ser chapero, la situación, el ver qué clase de puto sería, siento curiosidad por la clase de clientes que atraigo...  Por supuesto lo flipó en colores, y soltó una retahíla en plan libro de auto-ayuda. Sin embargo luego me dijo que a él le da morbo que le viole un hombre que no le guste, sudoroso, bruto y obrero... ejem, y lo de ser chapero le alucinaba, o sea... en fin. Dos morbos que difícilmente realizaremos.

Teniendo en cuenta que nos educaron para no tener sexo... la cosa no va tan mal, sin embargo está claro que todos y cada uno de los métodos de castración les han salido a los curas y padres por la culata, y de un modo un tanto retorcido e impredecible. Sigmund Freud se lo pasaría genial con Julito y conmigo en el diván. 

Sea como sea, muchos llevamos con más o menos gusto "perversiones" y morbos nacidos de la falta de naturalidad con la que nos han enseñado a tratar el sexo. Creo que es mejor desarrollar los morbos provengan de donde provengan porque al fin y al cabo son juegos, se puede jugar a ser azotado, se puede jugar al niño rico violado por el obrero gordo, jugar a que el matón del instituto te mea... o simplemente ir desnudo por una sauna gay... es mucho mejor jugar que reprimirse e ir por la calle con la cara desencajada mientras se pierde el sentido del juego y ya sí que se crea una enfermedad y vives intoxicado para siempre.

 Los condones, el teatro y la fantasía están para eso, para jugar a cosas de ese tipo.

Es curioso, los mayores hablan de las perversiones actuales como fruto del libertinaje de las nuevas generaciones y yo lo veo como fruto de la represión. Quizás ambas son reales, la verdad es que lo mío viene porque me harté del sexo normal, y a los 25 ya a veces el sexo en general me aburre... Quizás esa hipersexualidad que hemos tenido los jóvenes de la década 00 nos haga más propensos a parafilias... no lo sé, entre dominación, pañales, azotes, violaciones, meados, cruising, lamer suelas, tríos y prostitución, yo creo que los de mi generación han tenido desde adolescentes la posibilidad de hacer de todo y chats para buscarlo y complicar las fantasías aún más, eso es cierto.

¿Será que la libertad de ahora ha desbocado las represiones amteriores? Es complejo... En realidad no me preocupa de dónde vienen, lo tengo claro, de la hipocresía de las normas "decentes" que van en contra de lo natural y crean algo tan "artificial" como esas normas, es de esperar.

Y bueno, yo lo que no puedo es reprimir mis ganas de vivir este último día en California! El texto de hoy quizás es un poco denso y difícil, pero no tengo tiempo ni de revisarlo ni de mejorar nada. De hecho iba a hablar de otra cosa y me he desviado totalmente y no la he contado... pero bueno.

La próxima vez que escriba será desde Madrid.



lunes, 19 de diciembre de 2011

De borrachera con mi amigo


Lo hace Lindsay Lohan, Avril Lavigne, Paris Hilton y Ke$ha y aunque no es por seguir su mal ejemplo de vez en cuando yo también me permito un estado alterado de conciencia. Ya me conozco toooodos los males para el body, para empezar la perdida del control y con ello puede que la de la decencia y luego está la resaca, y a largo plazo hay muchas enfermedades de las que te hablan los folletos anti-alcohol y millones de accidentes de coche por culpa de beber. 

OK, el alcohol es malo y el alcoholismo es una mierda. Pero que me quiten lo bailaó, ayer me emborraché de lo lindo y no hay nada que lamentar, excepto la resaca que es como una voz de la conciencia que nos recuerda que, a pesar de todo, has hecho algo que no debes repetir a menudo. Me basta decir que desde octubre me he emborrachado 3 veces, es casi un récord de abstinencia para alguien de mi edad de vacaciones en una ciudad con una nightlife tan alcohólica, jaja.

En fin, que estoy pasando por un resacón bestial y no sé ni cómo perdonarme a mí mismo por caer en ese tópico de "beber para olvidar".

Julito y yo íbamos a ir a un sex-club, pero nos daba yuyu, así que decidimos ir a un bar antes para "entonarnos", por fin nos dirigíamos al sex-club hablando de lo morboso que era estar en calzoncillos allí y Julito propuso otra entonación antes de ir (cobarde), pero yo me emborracho muy fácilmente y con dos copas ya estaba de lo más atrevido... Julito alargó el momento de ir al sex-club, otra copa, un chupito... yo ya tenía asumido que no íbamos al sex-club. 

- ¿Por qué nos nos pillamos una cogorza? - dijo Julito.
- ¿Pero, es que no la llevamos ya? - pregunté a grito pelao.
- Pero maaaaaás!
- Diosssss, VALE! - dije todo feliz.

¿Os acordáis cuando os dije que de adolescentes Julito y yo no éramos de esos que hacen botellón y se emborrachan? Pues ayer no seguimos esa rutina de antaño y hala, a beber!

- ¿Sabes qué es lo que más mola? Que estoy tan borracho que me siento ajeno a mi vida, y lo mejor es que luego me iré a Madrid y todo lo que haga se quedará en este puto Hollywood!! - filosofé.
- ¿Sabes qué es lo mejor? Que yo me quedo aquí en el puto Hollywood ajeno a mi vida de Madrid - me dijo.
- Jo! Te odio.
Estábamos como cubas y en realidad era súper pronto, no era ni medianoche y conseguimos que nos acogieran en el botellón casero de una amiga de Julito, allí no encontramos vodka, y cometimos el error de tomar otra cosa, o sea... mezclar, algo fatal! Julito bebía demasiado rápido, yo a penas me pude beber una y él ya llevaba casi dos. La verdad es que a mí me daban nauseas ya tanto alcohol, pero después de una hora nos fuimos de allí y me animó la juerga que llevaba Julito en el cuerpo. 

Después chupitos de tequila y más chupitos de tequila en un bar que yo creo que era súper chungo... aunque no veía más allá de nuestra fiesta personal. Estuvimos muy filosóficos en esta parte de la borrachera, no recuerdo muy bien qué dijimos, pero en resumen éramos hiperamigos y nos queríamos una barbaridad.

Luego yo rallé un poco con lo del pudor y la desnudez... del post de la semana pasada. Y le regañé por no haber ido al sex-club a enseñar los calzoncillos. Y va y me suelta...

- Leo, me he meado un poco, no puedo enseñar los calzoncillos.
- Ese es el objetivo de todo esto ¿es que no lo ves? perder el miedo a enseñar lo que es tan natural, si estás meado eso es lo que tienes que enseñar, es lo normal - le dije súper elocuente y muy muy muy en serio (en ese momento me pareció súper lógico lo que dije).

Julito iba meado, no sé si es que se hizo un lío en el baño o realmente no se aguantó y se meo... Yo iba tan borracho que ni me sorprendió ni miré a ver si tenía los pantalones mojados.

- Me gustan estas terapias, yo hace ya años que ni lo pensaba, sólo quería llevar una vida cómoda y ser adulto pero es una mierda- dijo Julito.
- Yo echo de menos tener amigos que me sigan en estos rollos, desde que te fuiste de Madrid no he conectado con nadie realmente. Nadie sabe que tengo un blog de morbo, todo lo que les cuento les parece pervertido a la pandilla, se comportan como señoras. Echo de menos un compañero de aventuras - volví al rollo "exaltación de la amistad".
- Eres genial Leo, súper especial, yo haría lo que fuera por estar ahí en tus cosas y tus pruebas y tus rollos mentales.
¿Mis rollos mentales? Ok... debo admitir que puede que de la imagen de persona con rollos en la cabeza... no os puedo a engañar a estas alturas que ya me habéis pillado hace taaantos posts! jaja.

- ¿De verdad estás meado? - le pregunté al salir del bar chungo.
- Pues sí.
- Vámonos a casa.

Cuando llegamos estábamos partidos de risa porque mientras abríamos la puerta le pregunté si le daba corte confesar que tenía pelo en el ojete, me dijo que sí que le daba corte y yo dije que esa vergüenza no era sana. Y nos partimos.

- Leo, ¿por qué no hemos superado esas chorradas tan mierdas?
- No lo sé... quizás por no hacer botellones a los 16.
- Por cierto, ¿y eso del blog de morbo?
- Jodeeeer... el blog!! - dije.
Me escapé como pude, Julito no puede leer todo lo que he contado de él... opiniones muy personales, sobre él, su familia, su estilo de vida, no me atrevo a dejarle leer esto. He protegido su identidad totalmente, pero... temo que le siente mal, además ya no sería lo mismo, me cohibiría un poco al escribir algunas cosas que se me pasan por la cabeza.

Despertarse y preguntar "¿Qué cojones hice ayer?"

viernes, 16 de diciembre de 2011

Ucla


Ayer quedé con Ucla y seguramente haya sido nuesta última cita para siempre, algo muy duro de asumir y hasta de escribir. 

Hace un rato, cuando pensaba en qué escribir en el post sobre Ucla percibía el asunto como si hubiera sido un sueño, sé que suena cursi, pero no me refiero sólo a lo bonito que ha sido, más bien es como un sueño porque recuerdo lo que he sentido y las situaciones, pero también siento que aquello es inaccesible y que ya no puedo volver a acceder a esa dimensión onírica, como cuando estabas teniendo un sueño y tienes la esperanza de que volviéndote a dormir lo vas a retomar pero en cualquier caso sabes que en algún momento te vas a despertar.

Ucla ha sido más que una polla, yo llegué a Santa Monica dispuesto a entregarme a todas las sensaciones que se me pusieran a tiro (y me apetecieran, claro), pero apareció Ucla y con él no sólo he tenido sensaciones sino sentimientos. Quizás me estoy dejando llevar por el romanticismo, pero que conste que ha empezado él declarando su amor. Aunque a mí esas cosas siempre me han dejado bastante en blanco y tardo días en responder ante eso en este caso no tenía ese tiempo de reflexión, así que nos sumimos al estilo Katy Perry en nuestro teenage dream personal. 

Hay que recordar que Ucla tiene 22 años y sé que el romanticismo no es una cuestión de edad, pero yo sin ser mucho mayor voy con cuidado de no dejarme llevar, si soy sincero la frustración de que Lobezno no me correspondiera o la mala actitud que tuve con Polo aún me sirven como recuerdo de lo mal que se pasa cuando das rienda suelta al corazón entre otras experiencias en las que he perdido la cabeza. Si me enamorase de Ucla, cosa que está a punto de salirse de mi control, el despegue hacía Madrid me mataría.

Lo hemos pasado muy bien este tiempo, no me arrepiento de haberle dicho que tenía 22 años porque con él es como si los tuviera. Y es que salir con un atleta universitario rejuvenece a cualquiera. Yo que siempre he preferido a los treintañeros me arrepiento un poco de no haber dado una oportunidad a los universitarios, ni siquiera cuando yo lo he sido hasta hace 3 meses,  prescindir de sentirme como el efebo frente al maestro me ha hecho valorar muchísimo más el equilibrio de hacer pareja con uno de mi edad. Aunque me siguen encantando los hombres de mundo, maduros, experimentados y de los que aprender tanto. Ucla es tan fresco, tan vigoroso y está enamorado de mí... dice que soy el primer chico del que se enamora, eso por muy morboso que yo pretenda ser la verdad es que me enternece 100%.

Y curiosamente a pesar de todo ese "amor" el simple hecho de que él tiene sus amigos, yo los míos y planes diferentes hace que este último fin de semana Californiano "no podamos" vernos, pero bueno así son las cosas en este siglo... jaja.

Nuestra última vez ha sido... súper sexy, ese polvo va a estar en el Top Ten durante toda mi vida, se ha quedado a dormir en mi cama y todo, cosa que nunca hace :)

Creo que nos volveremos a ver, porque acabo de recibir un sms suyo. Pero después del fin de semana, espero que así sea. Y encima este sábado nos vamos Julito y yo a un sex-club para que vea de qué va la cosa... tengo unas ganas de sexo promiscuo NULAS, pero bueno, como Julito no piensa hacer nada, supongo que con mirar y ser mirados nos daremos por satisfechos.

UCLA, I love you!


martes, 13 de diciembre de 2011

Juegos de adolescentes


El otro día os hablé del pudor y la desnudez y de mis "métodos" para enfrentarme a ella y mis juegos con Julito. A los 16 años casi todos los sábados después de salir de la disco de menores nos íbamos a su casa a cenar un Burguer King para llevar o pedíamos una pizza, porque nosotros no éramos de esos que hacían botellón, sus padres siempre se iban al pantano todo el fin de semana y sus hermanos que eran mayores no aparecían nunca antes de las dos de la madrugada. Así que veíamos DVD's, cuando todavía había que ir al videoclub... jugamos a la PS2 o chateábamos en Chueca.com. Los viernes hacíamos eso en mi casa, y lo bueno es que cenábamos comida casera, pero lo malo es que no teníamos tanta libertad para jugar a andar desnudos por la casa, ni violarnos con velas, ni gastar bromas por teléfono, eso era vida! Jo, hay tantísimas historias que el post sería interminable.

Una de las más significativas fue cuando nos desnudamos por completo y anduvimos por su casa para superar nuestro temor al vestuario del colegio. Debo decir que ambos nos empalmamos, pero también tengo que aclarar, y muchos os acordaréis, de que a esa edad uno se empalma sólo por quitarse los calzoncillos incluso a solas... Si añades el erotismo de que te vea un conocido y la novedad de estar desnudo entre los muebles del salón ni te cuento. Y además, quiero que os hagáis una idea completa de cómo era el entorno, dos adolescentes desnudos, un cuadro de Franco en la pared y una banderita antigua en un aparador, los padres de Julito son así... ay... 

Hablábamos de otras cosas pero todos los días el sexo nos llenaba la boca en algún momento (en sentido metafórico), qué si pajas, que si medidas de polla, que si me meto el frasco de la loción anti-acné por el culo, que si ya me ha llegado el vello del pubis al ombligo... los típicos temas de dos gays a esa edad supongo.

Julito es muy cortado y muy pudoroso, aún hoy, pero en aquellas veladas le daban unos prontos increíbles de desvergüenza. Su culo es mega-elástico, se podía meter casi cualquier cosa con más o menos esfuerzo pero nunca le dolía. Y presumía mucho de su capacidad, una vez se metió seis salchicas frankfurt de una en una para demostrármelo, y yo estaba presente y expectante viendo como entraban las salchichas, cómo salieron lo resolvió Julito a solas... mejor!

Durante una época a los 18 o así ya le habíamos cogido el gusto a lo de jugar a la PS2 desnudos, y él acababa sobándosela toda dura con toda naturalidad, pero nunca me dejó ver cómo se corría porque le daba corte, sí a veces la mente humana es así, le da vergüenza correrse y no arrodillarse en su habitación para meterse con el culo bien alto seis salchichas... jaja.

Un día Julito, hablando de mi estrechez anal, me "obligó" a intentar meterme una de sus famosas salchichas, recordándome que él me enseñó como se metía seis y para que hubiera equilibrio tenía que ponerme en la misma situación humillante... pero me negué! y entre risas y tal... acabó violándome y metiéndome una salchicha, la verdad es que verme forzado a enseñar el ano así derepente y siendo penetrado me puso muy muy colorado de humillación pero lo recuerdo con mucho morbo a la vez. Eh! esto me da mogollón de corte contarlo, jiji. Ese mismo día cogí el spray antivioladores que tenían sus padres en un cajón del recibidor y se lo eché a lo lejos, seguíamos de risas... cogió el el spray y me lo echó en los ojos, HIJO DE PUTA!! casi muero, forcejeé con él y le eché mogollón de spray, estuvimos media hora retorciéndonos de dolor por el suelo semidesnudos, dantesco.

A la semana siguiente cogí un cirio que tenía el tamaño de un pollón enorme de la habitación Julito y le "violé" como venganza, aunque la verdad es que se dejó violar de principio a fin e incluso colaboró... 

A los 17 me la chupó con un condón puesto, y no por el sida ni nada de eso, si no para no entrar en contacto con mi piel, porque él era virgen aún, y no quería ese contacto tan directo, pero no se podía aguantar más la curiosidad de ver hasta donde le cabía, si podía soportarlo, la temperatura de una polla en su boca, etc, etc...  Le costó convencerme mucho porque me daba corte empalmarme tan cerca de su cara la verdad. Cómo era de suponer con un culo tan tragón como el suyo la boca no se quedaba corta y se la podía meter hasta la garganta todo lo larga (16) que era mi polla e incluso hacía algo con la garganta que molaba mucho... Pero fueron sólo 30 segundos, así que me fui al baño y en menos de 20 segundos me corrí (otra cualidad de los adolescentes). Nunca más volvió a pasar, aunque lo intentamos, una vez ya con la punta en la boca a él le dio un repentino sentido moral y de la amistad y que eso estaba mal... y otra cuando se la metió en la boca, a los 18 o 19, me la mamó 5 segundos pero me gustaba demasiado como lo hacía y me dio como miedo... creo que me sentí mal viendo a mi mejor amigo en esa posición, no sé.

Si Julito lee esto me asesina... y no me extraña, son cosas muy íntimas que ahora que estoy terminando el post no sé si es moral que publique. Pero bueno, la identidad de Julito está totalmente protegida, al fin y al cabo he contado el pecado pero no el pecador.

Hay muchas más historias. Pero son cosas del pasado, a pesar de que el otro día hicimos un remake de desnudarnos juntos en su casa y desayunar con toda naturalidad a ninguno se nos levantó (adultos...). Pero el fin de semana que viene lo más probable es que cuente una historia morbosa con Julito porque nos vamos de sex-club, que él no ha ido nunca y a pesar de su receptivo culo y su hábil garganta no piensa usar sus poderes sexuales en nuestra morbosa juerga... siente la necesidad de conocer ese ambiente pero no quiere ponerle los cuernos a su novio y yo le he tentado con algo tan inocente como ir sin camiseta o desnudo por un local, a mí sólo eso ya me basta. Ya os contaré.

Nota: Notaba que estaba empalmado mientras escribía, pero resulta que estoy pingando de preseminal... pero a tope!



lunes, 12 de diciembre de 2011

Los últimos culetazos


Cuando dormí en octubre por primera vez en Santa Mónica lo hice con la sensación de que estaba lejos de todo y faltaba muchísimo para volver a Madrid. Pero ahora sólo queda un fin de semana en la agenda... 

Aún queda una semana y media para regresar y cambiar de casa, de "familia", de amigos, de clima, de hora... 

Y muchos me aconsejan que no lo piense, pero no lo puedo evitar, porque se me hace raro caer en la cuenta de que todo lo que me rodea, desde esta cocina a mi romance con Ucla... no me pertenecen en realidad, todo ha sido como préstamo. Aquí todos seguirán en Santa Mónica, sin mí... 

Desde hace unos días cada vez que hablo con alguien de facebook o el messenger me preguntan "¿cuándo vuelves?" y yo respondo cada vez con más dificultad, hasta que un día me quede mudo del shock por tener que decir: "Mañana".

Si me queréis no me volváis a preguntar cuándo vuelvo a Madrid!! jaja.

Acaba de terminar el domingo, son las 00:15. Y este fin de semana lo he disfrutado al 100%, casi me daba pena tener sueño y acostarme, sin embargo incluso la somnolencia la he disfrutado, porque ya sabéis que siempre he sufrido de un insufrible insomnio, algo que se me curo solo cuando llegué a Los Angeles. 

El viernes pasé toda la tarde y toda la noche con Ucla, y cuando me despedí de él me dio un bajón enorme por que me di cuenta de que en Madrid no iba a tener Ucla!

La verdad es que el sábado me pillé una borrachera de aúpa con Julito, nos habían plantado sus amigas, y en realidad me alegro porque nos lo pasamos mejor en nuestra propia noche de chicos los dos solos. Nos pusimos hasta el culo de champán, nos perdimos de vuelta a casa, y sí... teníamos que andar apoyado el uno el otro como dos borrachines, jaja. Hasta creí ver a Amy Winehouse saludarme desde un coche que pasaba...

Y hoy, bueno ya ayer... no tenía resaca!! He hecho ejercicio y he paseado por la ciudad. No me quiero despedir, aún me queda un fin de semana y estoy abierto a todo lo que me ofrezca este sitio! 

Me voy a dormir solamente porque es la única forma de disfrutar de la semana con todas mis fuerzas.



sábado, 10 de diciembre de 2011

El pudor y la desnudez


En mi casa siempre nos hemos regido por unas pocas reglas fáciles de seguir con respecto a la desnudez, que con el tiempo se han ido haciendo imposibles de romper, y nunca ha habido "pilladas", a pesar de que en las habitaciones no tenemos cerrojo ni nada y mi hermano y yo dormimos desnudos desde años. Bueno a mi hermano sí que le he visto todo, pero nos costó normalizar esa situación...

Mi primera pillada me marcó, fue precisamente con Julito en mi piscina cuando teníamos 6 años, llevábamos toda la tarde en el agua y cuando estábamos secándonos sentados en el borde con los bañadores quitados y la toalla por encima... un cambio de posición dejó a la vista mis niño-genitales. Recuerdo muy bien que había aprendido que esa situación debía ser llevada con naturalidad, pero... no me habían enseñado cómo. Julito no se cortó un pelo y dijo:

- Se te ha visto, jaja.

Y acto seguido me la enseñó él ni más ni menos que los dos mismos segundos que me la había visto él. Eso es un verdadero amigo, y así me resultó muy llevadera la pillada, todo súper inocente y súper natural, y eso fue lo que me marcó, el accidente y la fácil solución con una buena actitud, siempre he echado de menos esa sensación.

Años después Julito y yo tuvimos que enfrentarnos a los vestuarios de gimnasia y de las clases extraescolares. Pero no hubo accidentes, recuerdo oír a los niños mayores decir que al fin y al cabo todos éramos chicos y no pasaba nada en un vestuario... Eso también lo recuerdo porque me hacía pensar en cuánta gente había aprendido la teoría sobre la naturalidad hacía la desnudez pero no tantos se sentían tan relajados.

En mi casa siempre he oído hablar de esa naturalidad pero sólo mi hermano y yo la hemos desarrollado (sólo entre nosotros dos) y no hace tanto...

A los 15, me costaba mucho asimilar que me estaba saliendo vello, así que tuve muchas charlas con Julito sobre el vello, el suyo, el de los demás, y todos los datos que teníamos ambos al respecto de familiares y amigos. Un día a los 16,  en el vestuario de natación y el fútbol del cole, descubrimos que éramos los únicos pardillos que iban temerosos y nos escondíamos, puede que porque fuéramos gays, pero la verdad es que a mí lo que me daba pudor era dejar claro que ya no era un impúber. Y a Julito le acomplejaba (como a todos a esa edad) el tamaño.

Con 16 años Julito se quedaba todos los fines de semana solo en casa, con sus hermanos que llegaban siempre a las dos de la madrugada, o sea que teníamos la casa para nosotros dos mogollón de horas desde que salíamos del cole hasta que venía mi padre a buscarme a las 12 en coche. Una tarde la usamos para una terapia de choque que también me marcó, para bien, que consistía en desnudarnos y andar por la casa como si nada, desde entonces y hasta hace un rato cada vez que recordaba la escena me parecía que éramos unos pardillos totales, sin embargo fue un episodio genial, simple, divertido y nos encantó compartirlo. Yo sentí lo mismo que cuando las toallas en mi piscina pero a lo bestia, porque hacer participe a Julito después de una década fue muy simbólico. Además superamos nuestro terror al vestuario, no hubo pilladas, pero no teníamos tanto miedo a que las hubiera.

En ese contexto de la casa a solas de Julito pasaron muuuuchas cosas, pero esas en este relato no tienen cabida, porque no son precisamente de nudismo inocente, aunque eran cosas de adolescentes no eran tan inocentes. Os daré una pista... violé a Julito con un cirio, ya os contaré.

El día 6 de junio de 2006, o sea el 6-6-6, me pareció que una fecha tan diabólica debía ser memorable por algo, Julito ya estaba en EEUU, y yo estaba apuntado a un gimnasio cerca de casa pero no usaba el vestuario, casi me pillaba más lejos el vestuario que mi propia casa... pero así no me enfrentaba a mi pudor, así que el 6-6-6 me duché, me metí en la sauna y no hice malabares con la toalla y los calzoncillos, tiré la toalla al suelo y me puse encima completamente desnudo, muy simbólico también. Fue un día muy importante para mi nudismo porque a partir de entonces el pudor no me impide ducharme en un vestuario, y tampoco es que yo vaya por ahí exhibiéndome, simplemente no me rallan los vestuarios anymore! 

La siguiente vez que me enfrenté a la desnudez fue a los 20, en una sauna gay, fui con un chico y eso de meterme en un jacuzzi desnudo y en público, más allá del sexo me pareció súper! Luego vinieron los sex-clubs y esas cosas, ir sin camiseta, en calzoncillos o desnudo... empezó a ser un fetiche en sí mismo y muchas veces con eso me contento.

Con Julito a los 6 en la piscina, a los 16 en su casa y por fin a los 25 (lástima que no sea 26!) en el vestuario del american gym. Resulta que Julito se perdió aquella fecha demoniaca, con lo que no ha superado totalmente su desnudez, y dice que no ha ido a sex-clubs (me atrevo a ponerle remedio antes de volver a Madrid). El otro día le recordé la historia de la toalla y la del nudismo en su casa, de la primera no se acordaba, y le dije que iba siendo hora de una actualización. En el vestuario nos duchamos, nos secamos y frente a la taquilla tiramos la toalla... es taaan fácil de hacer y tan difícil sin embargo... Y luego en su casa rememoramos el paseo de la desnudez, merendamos para recuperar fuerzas del ejercicio, sin ropa en la cocina... y yo creo que ambos sentimos que por esos detalles nuestra amistad demostraba que seguía tan buena y hacía adelante como siempre! Aunque demostráramos que estamos fatal de la cabeza, jaja.

La verdad... debo confesar que a pesar de todos mis esfuerzos por naturalizar la desnudez, no he logrado quitarle del todo el velo del morbo, y creo que ni quiero, el pudor es una parte importantísima de mi sexualidad por todas esas situaciones que os he contado, quizás la naturalidad está pervertida... pero esa circunstancia ha completado muchos episodios morbosos y me sacude algo por dentro que me hace mucha gracia y me hace ilusión cuando la siento. No es sexo... es una sensación agridulce, de exhibicionismo, curiosidad, complejo y pudor. Aunque no me cuesta separar la desnudez del sexo, si me cuesta separarla del morbo... 

Cuántas más cosas me avergüenzan más ganas tengo de desnudarme al igual que soy incapaz aguantarme las ganas de confesar mis aventuras sexuales y provocar reacciones. Esas ganas son las que dieron origen al blog.

viernes, 2 de diciembre de 2011

La nominación


Hola lectores! 
Un día en mi facebook recibí el video que veis arriba, y supe que estaba nominado como mejor blog 2011.

Las votaciones sólo se pueden hacer durante este mes de diciembre. Y si os gusta mi blog os invito a votar ya mismo, jaja. Lo podéis hacer desde el blog de Drew Camp buscando el nombre de mi blog LeMorbo en la columna de la derecha. Clic aquí para votar.

El premio es una sesión de fotos hecha por Drew. Y podéis echar un vistazo a sus fotografías en su blog y en su portfolio.


Cuando acabe la votación mi blog acabará de cumplir 4 años nada menos ¿y qué mejor modo de celebrar un aniversario que con un premio y sobretodo un reconocimiento?

Sin embargo, si no gano, sólo con la nominación estoy muy ilusionado y me doy por satisfecho. Con un premio y con fotos profesionales gratis... más satisfecho aún.

También espero recibir comentarios en este post, no sólo de felicitaciones, me gustaría mucho preguntaros qué es lo que más os gusta del blog, y lo que menos. Si creéis que falta algo o que sobra algo... esas cosas.

Siempre es bueno tener información para mejorar, y aunque el blog es mío, con el tiempo se ha hecho también de mis lectores y quiero saber qué opináis, tanto bueno como malo.


jueves, 1 de diciembre de 2011

Beefy boy

Chico del mes


Este es Gage Wilson. 
Por desgracia no he encontrado muchos datos sobre él para acompañar a las fotos, tendréis que conformaros con esta selección de fotos de uno del chico que más morbo me da (en estos momentos de mi vida :)


Hay un perfil suyo rondando por ahí, ofreciendo sus servicios como chico de compañía, de ahí he sacado nada más que su edad, 26 años, y otro un poco chocante, se ofrece a chicos pero pone que es hetero... ¿táctica comercial? Lo más probable. De él también hay videos porno follando con chicos y si queréis encontrar más cosas os daré una pista: Randy Blue, que es dónde trabaja o trabajaba como actor/modelo porno.


A mí me encanta este chico porque me parece que a pesar de que se nota que se lo curra en el gym porque está muy fuerte, tiene un cuerpo mucho más natural que otros de su edad en el mundillo del porno. Hay fotos suyas más antiguas en las que está más delgado y con menos pelo... pero prefiero al Gage más relajado.


¿Recordáis que la monitora del gimnasio me dijo que yo era beefy? Pues cuando llegué a casa busqué la palabra en Google porque no estaba seguro de qué significaba y aparecieron un montón de fotos de Gage Wilson, compartir una característica con él me parece genial.

Yo ya le había visto en fotos durante estos últimos años, y puse las fotos de abajo en el blog, pero no sabía como se llamaba. Gracias a la monitora y su palabreja, descubrí su nombre por casualidad y ahora puedo hacer un chico del mes sobre él.



Me fijo mucho en él cuando me dan ganas de afeitarme el cuerpo y quitarme 5 años de encima, porque... ¿a qué Gage no tendría tanta gracia sin el detalle peludo? 
Para mí desde luego no, porque es el conjunto de todo él + el vello lo que mola.


Cuerpo de hombre y cara de niño... es algo que siempre he valorado en los chicos que me resultan morbosos y sexies, al revés no tiene el mismo efecto en mí, y un cuerpo de hombre real y la naturalidd al llevarlo puede hacerme perder la cabeza.


No me importaría llegar a parecerme a él :) 
Y si tú te pareces a él no dudes en contactar conmigo en lemorbo@gmail.com


sábado, 26 de noviembre de 2011

De atractivo a seductor (4)


Después de cenar marginalmente en acción de gracias decidí ir a un sex-club que me aconsejó un contacto angelino que conocí por internet.

Cogí la bici y me fui dando un paseo larguísimo hasta allí, que según el Google Earth son nada más y nada menos que 13 km... Ese método lo usaba en Madrid antes de entrar a un bar de estos, porque me relajaba y me motivaba a hacerlo, pero claro, en Madrid eran 2 ó 3 km como mucho.

Me hice los 13 km, con el teléfono listo para usar el GPS (que no necesité al final, por cierto), viendo Los Angeles de noche, pasando por los barrios residenciales y viendo el ambiente de acción de gracias. Fue un paseo tranquilo y no se me hizo tan largo.

En The Zone puedes ir desnudo, pero también vestido y la experiencia me dice que frente a esa opción la gente elige no ir en bolas, así que llevé camiseta, vaqueros, zapatillas y suspensorio para adaptarme rápidamente según viera el ambiente. Me quedé en top-less directamente cuando llegué, y eso que todos iban vestidos de arriba a abajo menos uno que estaba buenísimo que iba también sin camiseta. Me di una vuelta por el bar, muy morboso, con una decoración que recuerda a un callejón de un barrio chungo.

En mi paseo vi de pronto algo que me resultaba familiar... ¿pero cómo? Yo juraría que en ese bar se grabó un video porno que vi hace años en gaytube!! Me sentí como si estuviera en un sitio mítico.

Me bebí mi copa mirando cómo ligaba la gente y el que iba sin camiseta, que parecía mulato pero no estaba para nada moreno... se acercó para compartir nuestro punto en común de ir en top-less, nos caímos bien enseguida y le dije que era nuevo en L.A y era la primera vez que salía a un sex-club y estuvimos comparando experiencias, él de las suyas en Los Angeles y yo las mías en Madrid.

Le dije que llevaba suspensorio y me animó a bajarme los pantalones para verlo, lo hice, miró adelante y atrás y me los volví a subir, entonces me empalmé, había enseñado el culo y también unas intenciones sexuales claras, mi pudor-filia hizo el resto.


- Me encantan los chicos con barba - me dijo acariciándome una patilla.


Cómo él iba por allí a menudo le pedí que me enseñara todos los rincones. cuando llegamos a las camas de follar se tumbó pero se levantó enseguida, y yo le dije tan atrevido que ni me reconocí a mi mismo:

- A ver, otra vez, que no lo he visto bien!

Se tumbó, me metí entre sus piernas y pegué mi bragueta contra la costura trasera de sus vaqueros. De verdad la barba y el pecho lobo  (además de la práctica petando a Ucla) son muy útiles para ocultar la pluma de alguien que suele ser pasivo, jajaja. El chico se tomó en serio mi rol, porque era de verdad, qué cojones!

Le besé y se lanzó a chupármela allí mismo, había otros por ahí haciéndose mamadas en los glory holes. Siempre he estado temiendo hacer el ridículo con mi pluma activa y en el fondo es tan simple como ponerse a ello, un gesto como el que tuve y ninguna explicación ¿qué hay que andar explicando y desarrollando? Es más sencillo.

Me la chupó y me la chupó... acabé corriéndome con todo ese morbo que da que las cosas salgan fáciles y sentirse deseado y por qué no decirlo... masculino. Me corrí en su cara y se restregó mi polla por todas partes. Fue a lavarse, me pedí otra copa y cuando volví a buscar al chico estaba recibiendo él una mamada de otro, así que me tomé la copa en paz recordando a Ucla cuando hace de pasivo y luego me da la vuelta y me folla él a mí o viceversa.

Ese viceversa es el mejor descubrimiento que he hecho en el sexo.

jueves, 24 de noviembre de 2011

Acción de gracias

Dentro de una hora Julito y su novio me dejan solo y marginado, se van a cenar pavo con la familia del novio y yo no pinto nada allí. 

Yo nunca celebro el thanksgiving este, pero jo, eso de que todos se vayan en plan Noche Buena y yo me quede todo solo con este panorama no me hace ninguna gracia. Yo quiero pavo!

Ucla también tiene compromisos familiares, y aunque me hubiera decidido invitar... creo que es pronto para conocer a sus padres, sus abuelos y demás...

No sé si la gente acostumbra a salir luego por ahí en acción de gracias pero después de cenar voy a salir a buscar otra alma solitaria por el ambiente, a ver si encuentro por internet una disco sexual, al menos me quiero quitar la camiseta, como hacía en Strong en Madrid. Un poco de erotismo y quién sabe!

Y ahora mi oración de gracias:

Oh! señor te doy gracias por este viaje, por poder retomar con Julito la mejor amistad que he tenido, por esta aventurilla amorosa con Ucla, por dejarme distanciarme de mi rutina y de mis bloqueos. Y gracias por todo lo que falta! :) 

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Mi primer día en el american gym


Madre mía, cómo se nota eso de haber estado un mes y medio sin haber tocado una pesa, he corrido un par de días, he patinado y he echado unos cuántos polvos, pero eso no es suficiente. Pensé que por haber pagado una entrenadora personal durante medio año en Madrid me había merecido un descanso... pero hoy, mi primer día de gimnasio angelino, casi muero, es como si tuviera 30 años! (eso lo digo para que os piquéis los de 30, pero con cariño :) 

Julito sí que está oxidado, pero el muy asqueroso está ideal, no le sobra nada de grasa y eso que come como una lima... Eso me da una pista de qué hacen él y su novio por las noches, está claro que no se tiran a ver la tele antes de dormir.

Lo primero que he hecho al llegar ha sido quejarme a una monitora, que se parecía a Pamela Anderson pero castaña, de la comida americana y sus efectos. Y me ha dicho que no es para tanto, que yo soy beefy* pero con muchas posibilidades, al menos suena bien! 

Me ha puesto una tabla para principiantes, cosa que me ha ofendido mucho, después de tantos entrenamientos y tantas Power Plates... a qué viene empezar de cero? Pero uffff, la chica tenía razón, en un mes no es que se pierdan todos los logros, pero hay que readaptarse porque sí, me ha costado y he sudado la gota gorda para intentarlo con los pesos que ya levantaba en Madrid.

El pobre Julito ha desistido en seguida y ha estado mirando cómo lo hacía yo, jaja, tirillas!! Luego nos hemos metido a una clase de fitness, Julito ha muerto y yo... estoy moribundo, la verdad.

Lo mejor han sido las duchas y los cuerpos desnudos y mojados de los socios, pero he hecho un descubrimiento terrible, Julito es megahiperpudoroso. Soy su mejor amigo de la infancia, a qué viene tanto remilgo con que le vea la colita?¿?¿?

Será el subidón de "hombre seguro de sí mismo", pero por favor, esto no puede ser! Ya pensaré en algo... y espero que mañana pueda escribir una historieta morbosa de cuando Julito y yo nos enfrentamos al tabú de la desnudez, en la niñez, la adolescencia y mañana.

Bueno, voy a merendar algo, ha sido una mierda de entrenamiento, estoy muy débil, por muy beefy que esté.

* Beefy - robusto

martes, 22 de noviembre de 2011

Un hombre seguro de sí mismo



Siempre he sido muy presumido, y  en mi defensa diré que el primer paso para sanarse es reconocer el problema, porque puedes enloquecer y poner tu vida en una situación indeseable si cedes a la obsesión y a la deformación de la realidad frente al espejo. Parece frívolo, una cuestión de moda... pero requiere una lucha y por desgracia lo primero que hay que hacer es luchar contra opiniones que nos tachan de vacuos.

O quizás realmente la verdadera lucha empieza cuando te das cuenta de que era verdad lo que decían, y eres vacuo. En realidad no quería filosofar sobre el narcisismo, pero me he puesto a pensar con los dedos en el teclado, lo que quería contar es que he hecho progresos al respecto y tengo testimonios, que lo confirman.

Julito me lo dijo hace semanas, le sorprende verme tan "casual", con la barba y con aspecto "dejado", según él. La verdad es que cuando él se fue, ambos éramos muy coquetos, y se quedó con esa imagen de cuando tenía 19 años, pero desde que "muté" y eché tripita a los 23 mi mente ha tenido que replantearse aquella obsesión, y al huir a Los Angeles de todo... huí también de esa lucha que quizás me había inventado de revelarme contra el Leo maniquí y simplemente me he "dejado ser" yo mismo... Un alivio enorme por cierto.

Julito sigue siendo muy coqueto... y en absoluto lo digo de malas. Pero yo ya estaba harto y las bases de un buen aspecto son estar limpio, decente y si quieres un toque creativo, pero no que si el flequillo se mueve, que si parezco pobre, que si nadie querría sacarme en la portada, que si no me cierra el botón me paso una semana sin comer.... eso era una mierda como catedral, tengo miles de historias en las que esas cosas han influido demasiado y ahora me arrepiento de no haber disfrutado de la realidad por chorradas de ese tipo.

De vez en cuando Julito me mira y me dice lo cambiado que estoy con respecto a ese tema. Y eso me hace sentir bien, como un poco evolucionado y que me voy librando de lastres, por tontos que sean. A veces uno tiene que pasar la vergüenza de reconocer que ha sido gilipollas para dejar de ser gilipollas.

Si yo cuando decía que para mí la barba, el vello y el relax abdominal eran un símbolo de rebeldía no lo decía sin más, me estaba enfrentando a mi miedo por no parecer un precioso, algunos tenemos que enfrentarnos a nuestra naturaleza para descubrir que estábamos tapando o afeitando lo mejor con tanta floritura.

Y otro testimonio muy importante es el de Ucla, nos hemos conocido sólo hace dos semanas y uno intenta mostrar lo mejor de sí mismo, pero por suerte con él intenté probar algo diferente y venderme de otra manera, seducirle por lo que soy y por las cosas que puedo hacer sin trucos de belleza. Es un chico guapo y con buen cuerpo, me da miedo no gustarle, pero no haré nada excepto ser como soy, y sobretodo ahora que me ha dicho cosas tan bonitas.

- Me gustas porque eres natural, sencillo, eres muy atractivo porque no sabes que lo eres, eres guapo pero no presumido. Un hombre seguro de sí mismo.

No os puedo explicar la emoción que sentí al oír eso, y no por lo de atractivo y guapo, si no por lo de natural, sencillo y no presumido, todavía me pongo nervioso al recordarlo...

No me podía creer que alguien se refiriera a mí como hombre y en esos términos, al principio pensé "este no me conoce, qué pena que no sea verdad", también me sentí muy ínfimo porque yo no era ese hombre tan guay que describía Ucla...

Pero luego pensé "¿y si tiene razón y ya se me notan cualidades de hombre seguro y soy yo el que se equivoca pensando en lo que he sido hasta ahora y no valoro lo que soy o lo que puedo ser?"... 

Puede que Ucla perciba un nuevo Leo, que yo mismo tengo que conocer, y la verdad, la opinión de Ucla me encanta, es inspiradora, motivadora y creo que se basa en cosas que son reales y no fingidas, no sé si durarán porque la cabra tira al monte, pero la verdad es que Ucla me sorprende mucho cuando se aventura a suponer cosas, el otro día dijo que le parecía más activo que pasivo, ahora me sale con lo del hombre seguro... y yo espero que sea porque el cambio es real.

Me pone un poco cachondo tanta referencia a que soy libre de mi pasado y mi reputación... todo parece tan posible y tan nuevo!! :)

domingo, 20 de noviembre de 2011

De atractivo a seductor (3)


Ucla y yo nos hemos acostumbrado a estar juntos. Nos vemos más o menos una tarde sí y otra no, y los sábados salimos por ahí por el ambiente. Yo sigo probando a seducirle con hechos y no sólo atraerle con mi imagen y estoy muy orgulloso de mis progresos, para que lo entendáis resulta que mi poder de seductor ha hecho que Ucla probara un rol al que no está nada acostumbrado, y le he follado yo a él tres veces ya.

Volvimos a casa pronto, porque así Julito y su novio están por ahí con sus amigos y no me siento tan cohibido con ellos en casa. Me pone cachondo que Ucla me acaricie todo el cuerpo y se vicie con mi vello, me pone porque le gusta como soy y eso relaja y me empalmo a tope XD

Cuándo hablamos del tema de los roles, yo le dije que era versátil y no lo puso en duda ¿por qué no iba a ser verdad? Él dijo que era activo. Y en mi habitación, revolcándonos en calzoncillos empezó el ritual hacía el coito, mamadas por aquí, pajas por allá... Y si hacerle mamadas a esa cantidad de polla cuesta... qué sería de mi culo!

Lo intentamos poco a poco y lubricando bien con mis piernas en sus hombros, dolor, ojalá la tuviera normal... no me gusta sufrir cuando follo. Me relajé y conseguí resistir los primeros pollazos, poco a poco me fui acostumbrando y le cogí el tranquillo, entonces empecé a disfrutar un poco, me sentía sobrepasado aunque en el fondo me ponía esa presión, el tener que adaptarme a Ucla y aguantar las ganas de alejarme fue más intenso que puramente placentero, pero me gustó.

Aguanté cinco minutos, el dolor dejó de ser morboso y creo que sentí como empezaba a desgarrarme, así que le dije que ya bastaba, pero él estaba a punto de correrse y me pidió por favor que esperara a que se corriera en 30 segundos...

- VaaaAAaleeeee - le dije.

Y follando despacio se corrió y yo expulsé su polla de mi interior enseguida. AUUU

- Estás apretado eh? - me dijo.

- .........  Quiero REVENGE (venganza) - le solté de repente.

- Sabía a lo que me enfrentaba cuando me dijiste que eras versátil, y de pasivo estás poco entrenado, sabía que llegaría este momento - dijo eso y lo entendí como que se iba a dejar petar, VIVA!!!

Ucla cree que tengo el culo tan cerrado porque soy más activo que pasivo, yo también me pregunto por que soy tan cerrado y me duele tanto, me gustaría ser mejor receptor y sentir sólo placer y que me entraran las cosas como la seda.

Ucla no quería que le chupara el culo, la verdad es que se lo iba a hacer (puestos a tomar la iniciativa ¿por qué no comerme mi primer culo a fondo de un chico que me encanta y me cae bien?) como premio por ser tan justo y dejarme vengarme, y porque eso ayuda muchísimo a meterla y a mí me encanta que me lo hagan, pero cuando le di un lametón dijo que no le gustaba, así que... le masajeé con lubricante. Mientras lo acariciaba me emocionó el plan de follarme ese culo.

Resbalaba mogollón ya, y se puso a 4 patas, ese culo era mío, qué ilusión, me costó meterla mucho pero lo conseguí, y zaca zaca zaca (con suavidad, qué yo no soy un experto activo, pero he estado en el lado contrario y algo se aprende), la verdad es que hacer de activo es muy agradable sobretodo cuando te estás vengando de uno que te ha reventado el culo un rato antes, tres minutos o así y el pobre me dijo que ya! fui bueno y se la saqué despacio, terminé pajeándome encima de su culo mientras se recuperaba. 

- ¿Te ha dolido? - le pregunté.
- Sí, desde el principio... Tendremos que probar más veces hasta que no nos duela a ninguno.
- Jejeje, eso suena muy romántico...

Y nos dormimos.





lunes, 14 de noviembre de 2011

De atractivo a seductor (2)


El miércoles pasado volví a quedar con Ucla, llevaba 3 días alucinando por  la llamada de atención por no haberle besado antes ¿por qué él esperaba que fuera yo el que lo hiciera? ¿y por qué yo asumí que tenía que hacerlo él? En fin... está claro que ser el cazador a veces es fundamental y además marca la diferencia, porque tomar la iniciativa abre puertas que no te esperabas.

Como me había propuesto cambiar el rol de simplemente atractivo al de seductor, le llamé para invitarle a cenar y salir por ahí (en plan caballeroso, jeje). Al fin y al cabo... soy el mayor aunque eso nadie lo sabe XD

Le pedí permiso a Julito y a su novio para traer a Ucla a casa, sabía que me iban a dejar pero la casa es suya y prefiero pedir permiso para follar en casas ajenas. No tenían problema, además su habitación y la mía no están tan cerca, podía hasta gemir fuerte sin que se enteraran. 

Cuando me vestí me arrepentí por haber dado rienda suelta a la dieta americana... pero bueno, como no tenía una faja en mi poder tuve que aguantarme. Salí muy ilusionado cuando Ucla me hizo una perdida para que saliera a la calle, y ahí estaba él todo sexy y guapo!

Le iba a dar un beso inocente pero me rechazó, SERÁ CABRÓN HIJO DE PUTA ASQUEROSO DEL CULO PUAG!!! - pensé.

Dice que le da corte en la calle...

Cuando estábamos sentados en un bar cerca de la playa no le daba corte tocarme la rodilla en público... Bueno, da igual, fuimos a cenar y le invité porque además de estar probando mi faceta de seductor, Ucla y yo teníamos que follar, por eso la gente invita a cenar y a copas no? pues eso!

Le invité a casa con la excusa de jugar una misión del L.A Noire en la PlayStation, y picó! aunque seguro que sabía dónde se metía. A las 10 estábamos en mi habitación, Julito y su novio no estaban, mejor! :)

A la Play le dieron por culo, ni nos acordamos de ella y por fin Ucla se quitó la camiseta!!!!! Tenía unos pectorales grandes, fuertes y PELUDOS! (bieeeeen). No tenía six-pack pero estaba todo fortachón la verdad, un equilibrio entre grasa y músculos perfecto para mí. Y si encima me mira con una cara de salido travieso me derrito.

Me preguntó si quería... HACERLO... y me apreté con la punta del dedo indice la polla por encima del vaquero para demostrar que estaba toda dura, eso era un sí.

Me quitó la camisa y nos tumbamos en el suelo para enrollárnos un montón de rato. Me encantó el frescor de estar sin camiseta y la tensión de llevar los vaqueros puestos y abrochados. 

Por fin iba a tener sexo en California, me moría de ganas. Le metí la mano por la cinturilla, él se desabrochó para facilitarme las cosas, y liberé su polla de la presión de la ropa. Os juro que hasta me puse nervioso... era ENORME!! Le pajeé despacio, pero tuve que parar porque si no se corría. Intenté lamérsela pero también le ponía a punto de correrse...

Así que se dedicó a mí, me chupó la polla, me empezó a abrir el culo con los dedos... y después de 10 minutos así sacó un condón y un sobre de lubricante y me intentó follar, pero no podía, me dieron ganas de llorar, necesitaba un coito con éxito, no podía quedarme así. Pero no entraba, me dolía demasiado, intenté aguantar sólo por conseguir follar, pero imposible... demasiado dolor. Tuvimos que rendirnos.

Me la chupó y yo le pajeé en una especie de 69 en el suelo. Y él se corrió encima de mí y yo también encima de mí, un pringue bestial :)

Nos limpiamos, descansamos un rato jugando al L.A Noire y se fue a su casa a dormir. Julito y su novio llegaron media hora después, yo ya estaba acostado, Julito entró y me preguntó por mi cita y si había tenido sexo.

- Sólo te diré que son las 12, y yo que tengo insomnio ahora tengo sueño... ¿te sirve como pista?




sábado, 12 de noviembre de 2011

De atractivo a seductor (1)


Vine a California sobretodo para huir de mis rutinas adquiridas y solucionar bloqueos, los 25 años, si no estás muy ocupado, me parece un buen momento para tomarse tiempo y espacio para inspirarse, pensar (pero sin que te arda la cabeza), recapitular, aprender con retrospectiva y para eso 10 mil km y 3 meses ayudan mogollón. Se hacen muchas averiguaciones sobre uno mismo.

El sábado pasado salí por ahí yo solo, y a diferencia de Madrid la verdad es que aquí no me supuso ningún esfuerzo, llevaba queriendo hacer eso desde que llegué y, aunque me lo paso muy bien con Julito, estaba impaciente por vivir mi "experiencia americana" a solas. Aquí me siento como... despegado del Leo de Madrid, no tengo reputación, todo está en blanco y abierto a todas las opciones. Me preparé para lo mejor, llevaba condones en el bolsillo, dinero para alcoholizarme un poco y el culo impecable y virgen de un mes, con lo que estaba súper salido :)

Entré en un bar hetero-friendly, o sea un bar gay con algunos heteros. Me senté en la barra, me tomé mi primer coctel mirando el panorama e hice un descubrimiento: siempre me he limitado a usar miradas y sonrisas como cebo, pero nunca he entrado a un chico y aunque sí que elijo a quien le hago miraditas, la verdad total es que no soy yo quien elijo sino el que espera a ser elegido... No me siento muy orgulloso de eso, porque entiendo que me he comportado como un adolescente poniendo a prueba sus propias inseguridades, más que como un adulto maduro que sabe lo que desea. Sin embargo... descubierto esto no me costó, al igual que no me supuso ningún esfuerzo salir yo solo, adquirir una nueva actitud, quizás un poco fingida pero más acorde a mi edad y a lo que todos deseamos ser.

¿Y si no estuviera Julito y de verdad hubiera llegado a una ciudad nueva yo solo? No me puedo quedar aislado para siempre. Estaba pensado en estas cosas cuando se sentó a mi lado copa en mano un chico y me saludó fastidiándome el plan de ser yo el que entro al chico y no al revés, pero estaba muy bien así que le perdoné por adelantarse. Le llamaré Ucla. Notad que normalmente no le pongo apodo a un chico que conozco una noche... pero eso fue la semana pasada y hay cuatro historias más con el mismo prota XD

Ucla es musculoso y se deja barba... así que me emocioné mucho con él a mi lado porque me encantan así. Pero tiene una pega, tiene sólo 22 años, y para el colmo yo puse una pega más en la historia... me quité 3 años de un plumazo, lo solté sin más, ni siquiera lo pensé y eso me lleva persiguiendo desde entonces. ERROR, ERROR, ERROR. Pero bueno, Ucla no parece percibir que en realidad tengo un cuarto de siglo... así que no hay mayor problema y son 3 años de nada... no?

Esa noche volví a casa con los condones en el bolsillo y más salido que una lesbiana ciega en una pescadería. Ucla no vive muy lejos de la casa de Julito y paseamos de vuelta. Me gusta mucho ese chico, es tan... sencillo y me moría por verle sin camiseta, claro que... temía que me viera él a mí sin camiseta. Pero esa es la actitud del Leo antiguo, el niñato acomplejado... como cuando tenía 22 años de verdad, esta era mi oportunidad de poner a prueba mi madurez. Ucla a pesar de la edad parece muy seguro y muy adulto, y tengo que estar a la altura, por suerte juego con 3 años de ventaja. 

Al día siguiente fuimos a la playa pero hacía frío y nada de Sol, no le pude ver sin camiseta, yo volví a llevar los condones, por si a caso había suerte, me pasé toda la tarde esperando una señal, riéndole las gracias y deseando que tuviera una imagen sexy que le inspirara. Pero nada... 

Ya íbamos a despedirnos en mi puerta... ¿Julito y su novio...? No estaba el coche, era domingo... no estaban!

Invité a Ucla a entrar a merendar y después subimos a mi habitación con la excusa de enseñarle un videojuego de detectives que me había comprado y que casualmente sucede en Los Angeles. Por supuesto yo quería mover un joystick en concreto... 

Esa barba... esas piernas tan largas... esa boquita... estaba deseando que nos enrolláramos ¿por qué no se lanzaba!!!!? Le había subido a mi habitación. Eran ya las 9 de la noche y seguíamos jugando al L.A Noire. Me había sentado en la cama, me había pegado a él para jugar... ¿qué le pasaba? ¡qué me besara y se quitara la camiseta de una fucking vez!!!!

Llegó Julito y su novio... y Ucla se levantó para despedirse. Me ofrecía la mano... ¿qué quería, un apretón? NI HABLAR! le acerqué con la mano en la nuca y le di dos besos cerca de la boca. Y me lo pensé mejor... y le di uno en los labios.

- Me encanta que te hayas decidido, llevo todo el día esperando - dijo, y se fue todo feliz.

Un jarro de agua fría, justo lo que necesitaba, qué tonto he sido. Yo no soy nunca el seductor, soy el "elegido". Y es hora de cambiar!

Mañana os cuento cómo folla y... cómo le he follado yo a él...!!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...