jueves, 30 de diciembre de 2010

L'amour... pas pour moi

L'amour... no es para mí



El día antes de partir muchas veces soy consciente de que todo se acaba e intento saborearlo todo mucho más, aunque me amenaza un poco algo parecido al desánimo. En las relaciones también me pongo melancólico y cuando se intuye el final me da mucha pena que todo se vaya a terminar, y parece que hoy en día siempre que inicias una pareja tienes en el bolsillo el billete de vuelta como yo cuando vine a París. Lo de Jean Paul acaba esta tarde, cuando yo despegue mis pies de Francia y será un viaje duro, durante dos horas estaré en el limbo, con la sensación de no estar en ninguna parte. El último día, es el peor, las ganas de saborearlo todo las mata la realidad y el tic tac del reloj. En las relaciones el último abrazo, el último adiós no se saborea bien, es un torbellino estresante.

Es muy difícil que en un blog como este pueda expresar a qué me refiero cuando está todo tan sobresexualizado, pero tengo la sensación de que además de sexo he conseguido lo que yo quería de este viaje, y que sí ha sido un punto de inflexión aunque aún no se perciba porque estoy en él, sé que vuelvo a Madrid con muchas ganas de trazar una línea con otra tendencia en mi gráfico. 

Jean Paul y yo hemos tenido la relación perfecta, no importa el tiempo que haya durado, en este poco tiempo la he percibido como perfecta para mí. Pero soy consciente de que lo mío con Jean Paul no sería así siempre, es muy desalentador que lo duradero no pueda mantener las cosas frescas como son al principio y acaben marchitándose y sea tan difícil renamorarse y renamorar a tu chico. Hay quien dice que es posible... pero es como la alta costura, hay que ser muy afortunado.

Vamos a dar nuestra última vuelta por París...  en cuanto termine de escribir este post. Hoy hace algo menos de frío pero sigue nublado, no he visto el Sol en todo el tiempo que llevo aquí.

Hoy seguramente vea a Lobezno por la noche, y tengo la sensación de que en realidad mi relación con él hubiera sido perfecta si hubiera acabado en junio de 2008, sólo habría buenos momentos momentos y buenas sensaciones que recordar, como con Jean Paul.

A pesar de todo no creo ser capaz de amar y sentirme cómodo con todo lo que eso conlleva. Por supuesto no sólo hablo de Jean Paul, pero me doy cuenta de que el verdadero amor, el de "para siempre" no existe, todos los míos han acabado, y todos los he acabado yo irónicamente, quizás no tenía la edad de poder luchar por el amor en contra de toda la libertad que en cierto modo te quita. Quizás yo tenga magnetismo, aunque suene a engreído, quizás mantengo a Lobezno encadenado por ese magnetismo, ¿pero de qué me sirve si está así en contra de su voluntad? Si ya no es como al principio, si ya no se parece a lo que es Jean Paul. El día 7 de enero hace 3 años de nuestra primera cita, le desencadenaré. Y espero que él me desencadene a mí también. Y dejar la ciudad del amor, volver a la realidad.

Lo único que me parece real es lo que fue Lobezno y lo que ha sido Jean Paul, la época de amarse física y químicamente, eso es lo único que es real y sólo cuando eso llega al alma es cuando se hace doloroso... y siempre acaba siendo doloroso. Tengo miedo de tener muchos amantes y ningún novio, pero son los únicos que me satisfacen.

Esta tarde, en nuestros últimos momentos de nuestro "amor" y del año, le estaré agradecido por estos días y por el resto de mi vida, seré sincero y le diré lo importante que ha sido para mí vivir esta experiencia con él porque me lo tomo como el punto de inflexión que tanto deseaba.

Lo mío es una nueva y a la vez antigua historia de amor en París, única y típica. La llevaré siempre conmigo y estaré enamorado de ella el resto de mi vida.
Hasta siempre Jean Paul, adiós Thierry...

Je t'aime Lobezno
... adi....s Lobez...
-¿Qué?
- No, nada!


miércoles, 29 de diciembre de 2010

Le plus beau du quartier


Regardez- moi / Mais prenez garde à ma beauté / A mon exquise amabilité / Je suis le roi / Du désirable / Et je suis l'indéshabillable / Observez-moi / Observez-moi de haut en bas / Vous n’en verrez pas deux comme ça / Je suis l’favori / Le bel ami / De toutes ces dames / Et d’leurs maris / Aussi

Esta mañana me he despertado antes que Jean Paul, he ido al baño a ver qué cara tenía, sabía que no podía volver a dormirme aunque hacía sólo cinco horas que me había conseguido dormir. Una cara de dormido que no podía con ella, ¿pero qué podía hacer, maquillarme? Pasaba...

Volví a la cama y me abracé a Jean Paul con la intención de que se despertara y me hiciera compañía, además ya había dormido casi diez horas, ya le valía. Se despertó contento de encontrarme en esa posición y se estiró.

- ¿Te hacemos las fotos? - dijo con su acento francés.
- NooOOooOo, tengo mala cara, no estoy guapo.

Bajamos a desayunar parisinamente, que quiere decir comer cosas malas para el colesterol, todas riquísimas para el ánimo y la lengua pero malísimas para la línea. Cuando subimos a la habitación Jean Paul muy animado sacó la cámara y yo me negué a quitarme una sola prenda.

- ¿Por qué das por hecho que las fotos tenían que ser desnudo? - dijo.

Vale, me sentí avergonzado por tener el sexo en la cabeza siempre y para todo. Empezó a disparar fotos, me quedé paralizado a modo de protesta, estaba violando mi imagen, me enfadé, me tapé la cara, me convertí en una bola en el sofá, y él seguía disparándome sin compasión. Se reía de mí y me picaba con la mano para que me moviera, al final de mala gana le pregunté dónde me tenía que poner y qué poses poner. Poco a poco me fui soltando, yo sabía en mi interior que esas fotos iban a ser una mierda, todas ellas. Me dio instrucciones y le seguí, yo no llevaba la ropa que quería, había dormido poco y tenía una malísima actitud, hasta que me enseñó lo que había hecho... qué chico tan interesante aparecía en la pantallita de la cámara... 

No me desnudé, pero me puse sexy y se me permitió ser la criatura más sexy del mundo echado en la cama boca abajo con la camiseta subida y los pantalones algo bajados mostrando unas curvas preciosas en la espalda y los gluteos, ocultando otras vergonzosas curvas aplastadas contra la cama. A partir de ahora sólo me hago fotos tumbado boca abajo. 


- Enseña las piernas.

Las piernas no me importa enseñarlas.

- Desnúdate - me dijo.
- NoooOOooo
- Enséñame tus carnes. A ver esa grasa.
- ¿Quéeeee?

Dejó la cámara y se tiró contra mí para violar mi pudor, me empezó a coger la tripa y moverla de arriba abajo, mientras yo me reía pero luchaba con ganas reales de matarle. 

- Mmmmm esas tetazas, ¿y esto es para agarrarse no? - dijo agarrando mi flotadorcito.

Me agarró el culo y lo trató como su fuera lo más fofo de París. Movió y azotó mi grasa como le dio la gana, me sentí como si pesara 90 kilos. Mientras ponía cara de salido y me mordía las partes blandas. Se lo pasó la mar de bien mientras me humillaba y destrozaba mi autoestima con manos y dientes.

Los mordiscos y los pellizcos dieron un nuevo paso y se acercaron más a zonas erógenas, en resumen, me abrió de piernas y me chupó el culo gimiendo como en broma, me folló y me cuando se corrió me dijo que no podía ser más bonito.

Salimos a comer, visitas culturales, merienda, cena y bar, pero yo ya no me sentía feo, el fotógrafo de chulazos me había invitado a mí a París y me deseaba tanto o más se desea a los modelos de las revistas. He comido más hoy que los dos días anteriores, y mi mala cara de insomne ha quedado oculta por la cara de bien follado en París y bien alimentado de arriba a abajo. Después de ese polvo me sentía tan bien, aún me dura, creo que todas las veces que me he visto en algún cristal o en un espejo me he visto sonriendo. 





Ave María purísima sin pecado concebida



Ni el agua bendita puede salvar mi alma de arder en las llamas del Infierno, en este viaje he cometido muchos pecados, empezando por la vanidad, la lujuria y la infidelidad. Yo sé mucho de pecados, y mucho de pudor, pero no de autorepresión como tal aunque sí algo de culpabilidad y confieso que algo del "qué dirán" me azota a menudo. Me he educado en un colegio del Opus y sé todas las reglas que inflijo siendo homosexual practicante y que las rodillas amoratadas no deben ser más que fruto de una larga sesión de penitencia y oración.

- Ave María purísima.
- Sin pecado concebida.

He mentido a Jean Paul sin necesidad, lo cual me lleva a otro pecado, la manipulación, no suelo ser así, pero durante todo el día me he sentido culpable (y no) por lo del impacto de Thierry, así que me lo he guardado en lo más profundo de mi mente y de mi blog para que Jean Paul no creyera lo que en algunos comentarios se ha dicho e insinuado, lo puta y capullo que soy. Quería que me viera inocente y virginal, así que primero le oculté la verdad y luego le mentí.

Me sentía tan ramero y merecedor de una pira que sentía la necesidad de saber si Jean Paul era merecedor de una explicación o mi sentimiento de culpa era justo. Me he puesto coqueto y le he dicho que seguro que se lo había pasado bien con algún chico de Londrés, eh pillín!! Mientras yo le esperaba aquí con el pijama puesto y rezando al cielo para que no entrara un francés por la ventana a violarme... con lo guarros que son...


¿Pues sabe Padre que me ha respondido? Que sí!!! que se había follado a uno pero tenía fuerzas para mí. Me ha chocado pero no somos novios, nuestro viaje es de placer, el sexual incluido y el morbo y la libertad está sobrentendida. Me ha dicho que él pensaba que yo iba a salir a buscar parisinos y que lo veía lógico a mi edad. Sin embargo... yo le he dicho que salí a tomar algo en una cafetería a orilla del Sena. He dicho antes que era una manipulación... no es lo que yo tenía en mente, pero después lo he usado una vez más para que se sintiera con el deber de follarme mejor que al londinense y así se lo he exigido: "Ahora me lo tienes que hacer mejor para compensar tu adulterio de ayer". Así que es una manipulación pero ya les gustaría a muchos que les exigieran esas cosas, usted me entiende Padre...

¿Por qué no le he confesado lo de ayer a Jean Paul? Por vergüenza Padre, quería que siguiera viendo mi cara de ángel y no prestara atención a lo escocido que está mi culo después de L'Impact.

- Quizás esto es demasiado para usted Padre.
- Sigue, hijo mío... .... sigue....


Cuando hemos vuelto de cenar y tomar unas copas le he dicho que me tenía que hacer fotos tan sexys como a sus modelos. Me ha prometido que a la mañana siguiente me hará las fotos, y que estaba deseando cumplir con su penitencia de darme placer para que le perdonara por lo del londinense. Después de los preliminares la polla de Jean Paul ha entrado por primera vez en mi culo, es un hombre fuerte y él de rodillas y yo abrazado a él sentado en su polla me ha ayudado a cabalgarle, me dolía un poco, bastante, pero he aceptado el dolor, era mi penitencia secreta por lo de L'Impact, aguanté sus embestidas para merecerme el perdón de Jesucristo y la Iglesia tiene razón, la laceración de la carne acerca al cielo. Jean Paul me tumbó en la cama boca abajo y me metió caña, eso me acercó más a Dios.

- Sigue, hijo mío... no pares.

Y así me corrí, con el roce de las sábanas y el movimiento de Jean Paul detrás de mí. Jean Paul se corrió y cayó a mi lado hiperventilando, le besé y fui a buscar la purificación que otorga el agua de París bajo la ducha.

- Cuéntame más pecados hijo mío...


martes, 28 de diciembre de 2010

Impacto con Thierry

Jean-Paul me ha dejado un billete de 20 euros y un billete de metro para que me mueva por la ciudad y coma hasta que llegue él esta tarde, he pasado la mañana en Louvre, me hubiera encantado pasear, pero no aguanto el frío ni con la ropa interior de esquiar, no puedo ir más abrigado.

Anoche fui al bar L'Impact, a 15 minutos andando de mi hotel, llegué muy nervioso, sabía que era un bar nudista pero no tenía ni idea de si estaría lleno, vacío, si todos se conocerían o qué rollo llevaban allí. Por experiencia sé que no puedo pararme a pensar demasiado para hacer esas cosas porque si no me doy la vuelta y me vuelvo por donde he venido, una alternativa era absurda, no es como en Madrid, cualquier otro sitio era tan desconocido como L'Impact, así que entré, me desnudé y pedí mi copa sin problemas en inglés. Ya notaba como los franceses habían percibido mi "intrusión", no estaba preparado aún para un contacto directo, así que miré sólo de reojo: La gente de unos 35 de media, bastantes buenos cuerpos, las pollas enormes todas y otra diferencia con los sex clubs de Madrid... la mejor para mí, todos tenían los dientes blancos y colocados, hasta los feos. Un rubio plumífero vino a mí, me habló en francés y yo no entendía nada. La pluma es igual en París, Madrid y Lima, ¿qué tendrá que es tan universal?


Poco a poco gracias a ese chico que intentaba hablar en un inglés fatal me fui soltando, fui adoptando una postura más sexy y por fin me di cuenta de que estaba en una ciudad que no voy a volver a pisar en mucho tiempo y que si incluso en Madrid da igual también, en París puedo hacer lo que me da la gana porque absolutamente nadie me conoce ni tengo que guardar la compostura, como si me abro el culo en mitad del local y empiezo a chillar: "BAISÉE MOI"

Me despedí de mi querido plumífero y fui a dar una vuelta por los pasillos de L'Impact, es un sitio con aspecto de cueva o gruta. Con una cama para orgías y UN SLING, que como no estaba en mi ciudad me atreví a usar, me quedan sólo dos días para acabar el año y cumplir mis deseos del 2010, el sling estaba pendiente, YA NO! (pero vayamos por partes, antes tenía que elegir un follador).

Me di unos pocos paseos con mi copa, el más pollón se acercó a mí, por suerte mi polla anoche no estaba tan tímida como suele estar cuando estoy en un bar nudista, porque allí todos están bien dotados. A mí el que me gustaba era el chico del tatuaje de números en el brazo... pero me conformé con el gran pollón, nos enrollámos en el sling e intentó meterla, a duras penas la metió, ni el lubricante que venía con el condón era suficiente, yo ya estaba satisfecho por estar abierto en el sling y me estaba encantando estar así, pero ya que había llegado a ese punto quería poder decir que había follado en un sling! Me la metió pero no aguanté más de un minuto, me dolía demasiado. Él se rió, me besó el cuello y dijo: Bla bla bla bla (en francés) lo que yo deduje que era "No eres el único al que no le puedo meter esta mole de carne venosa" o algo así.


Di otro paseo, una mini orgía! me metí y me la chupó uno que era un poco gordito y bajito pero tan pollón como el resto. El hombre del tatuaje de números se puso a tiro, le enganché y le chupé la polla, grande pero aceptable para mí, estaba depilado pero bueno, yo ayer cuando se fue Jean-Paul me lo quité todo!!! menos las piernas y los brazos, para sorprenderle cuando vuelva, así que el del tatuaje y yo todo depilados nos elegimos como pareja para toda la noche, nos enrollámos en la barra, en la cama, en las "cabinas" y me lo subí al hotel. 

Vestido es mucho más sexy, estaba encantado de llevarle al hotel, no hablaba inglés ni español, así que hablábamos por gestos como Tarzán y Jane. Nos empezamos a enrollar por el pasillo y entramos a la habitación de un salto a la cama, me desnudó y él se desnudo, me chupó el culo unos diez minutos, y en un 69 le hice una mamada mientras, se puso el condón, me levantó la pierna derecha y me folló de lado, la metió muy poco a poco, y me folló despacio durante otros diez minutos, se corrió sin avisar, gimió un poco pero no aceleró la follada, dejó su polla dentro inmóvil y me pajeó con saliva, me corrí en mi mano y me lo comí, él dijo "mmmmm" y sin sacármela me abrazó más y descansamos durante 30 minutos en esa posición, me alejé de él y por fin le salió la polla de mi culo, estaba fláccida pero era lo bastante grande para que no se le hubiera salido. Se vistió y nos despedimos.

Le voy a echar muchísimo de menos... sólo sé que se llama Thierry, sin motes ni nombres falsos. Total, él nunca sabrá que se folló a LeMorbo ni que vosotros sabéis que es un parisino llamado Thierry con un tatuaje de números en el brazo. Sólo con su sonrisa y el abrazo que me ha dado ya encabeza la lista de mis chicos preferidos.

Y ahora a esperar a Jean-Paul, espero que no note que tengo el culo más abierto que cuando se fue a trabajar... 

lunes, 27 de diciembre de 2010

un, deux, TROIS!!

 

Este año el destino me ha llevado a París, dónde me ha tocado celebrar mi tercer año como LeMorbo. Hace tres años una tarde como hoy escribí mi primera entrada en el blog proponiéndome hacer cosas que nunca había hecho, justo un par de días después de mi primera salida morbosa (que aún no he contado y que es una de las más importantes de mi vida sexual). Desde entonces ha habido muchas cosas que contar y estoy encantado de haber tomado la decisión de relatarlas en un blog, me parece que fue ayer cuando me presenté al mundillo del morbo y sin embargo ha pasado mucho. 


Me quedan cuatro días para cumplir mi plan del 2010 de acostarme con una chica... me parece que eso es cosa del 2011. Pero he hecho más de una vez de activo y tanto que lo he hecho, la última vez el chico ni notó que yo había sido pasivo en algún momento de mi vida :)

No he quedado con tantos lectores como he tenido ocasión, pero soy muy especial con lo de quedar con gente de internet, aunque lo he hecho como casi todos, pero me costará siempre, es una situación la mayoría de las veces incómoda, todo se reduce a alabarme y ponerme más tenso o a no a alabarme y ponerme inseguro, qué cosas!

Tampoco he follado en un sling, pero es que hay que ser muy atrevido para hacer eso, a mí me da un corte que me muero. Nunca he ido de valiente, pero lo intento, y disfruto de mi pudor aunque sea el que me impide exponer mi culo con las piernas enganchadas en unas cadenas.

Precisamente esta noche me quedo yo sólo en la ciudad, ya que mi "nuevo novio" tiene trabajo y parte dentro de un rato para volver dentro de 24 horas. ¿Qué queréis que os diga? He aceptado este plan parisino justo por eso, claro que quiero estar con el chico que me ha invitado, pero si encima me deja una noche en París... a penas dudé y dije OUI.

Hoy he descubierto mirando detenidamente a mi querido compañero de viaje que se parece un poco a John Travolta pero con menos pelo y más delgado. Me encanta su cuerpo, es masculino, grande y duro :)

La verdad es que he estado tan bien con él estos dos últimos días que hasta podría parecerme mal estar deseando "ponerle los cuernos" esta noche. Pero es mi cumpleaños de blogger , esta situación es irrepetible y además no somos novios! jaja.

Feliz cumpleaños LeMorbo!


domingo, 26 de diciembre de 2010

Jóvenes ingratos


Hoy he quedado con Jorge, el que me llevó a El Pardo para que nos las chupáramos en su coche.

Hemos hablado y yo me quejaba de lo aburrido que es el sexo a veces y de que odio ir a clase porque hace mucho frío por las mañanas. Ha saltado y me ha dicho muy serio:

- No valoráis nada los jóvenes.

Él está armariado (ni sale por el ambiente y casi ni se atreve a quedar conmigo ni otros chicos), así que no entiende que el sexo que yo tengo con muchísima más libertad que él pueda resultarme aburrido. Y me ha dicho que lo realmente odioso es ir a trabajar sin poder hacer pellas porque tu supervivencia depende de ello.

Me ha quedado muy clarito, soy un ingrato, y no hay nada peor que no valorar lo que se tiene, es uno de los defectos de los que uno siempre se arrepiente.

Dentro de la definición de juventud, que si no es así debería serlo, está el inconformismo, el desear más y mejor y fantasear con lo perfecto, rechazar la mediocridad y andar despistado en casi todas las cuestiones, y por supuesto otra cosa que caracteriza a la juventud es el no valorar ese bien tan preciado y que sí o sí es efímero, porque ni con botox.

Hoy me voy a París con un hombre que cumple muchas de las cosas que yo espero de un ligue, y hasta de un novio, sin embargo en vez de disfrutar de ello, durante estos meses he decidido andar acomplejado por toda la ciudad y toda la world wide web comparándome, rabiando y despellejándome vivo sin necesidad. 

Me presentaré a Jean-Paul tal cual soy, no me he tocado ni un pelo, vamos que no me he depilado. Os confieso que estoy muy nervioso por el viaje y todo el asunto, porque soy tonto y no he llevado bien la competencia con los modelos de sus fotos. 

Después de la charla con Jorge me siento un gilipollas de tres pares de narices, quejándome de vicio y perdiendo un tiempo precioso. Hace días dije que quería que este viaje fuera relevante en mi vida, y ahora tengo más ganas que nunca de que suponga un cambio, volver a Madrid y empezar el 2011 en otro rollo. Año nuevo, Leo nuevo.


sábado, 25 de diciembre de 2010

Cascasela a Wakka

Este es Wakka, uno de los protagonistas del Final Fantasy X. Era el más cachas y bruto del videojuego, era muy tonto pero tan mono y tan grande que al final se ganó a la mujer más sexy del juego. Estaba siempre pensando en el fútbol raro ese que hacían y sólo pensaba en machacar. ¿Quién iba a decirle que no a un revolcón de un par de horas...?



Feliz día de Navidad


miércoles, 22 de diciembre de 2010

Felicitación Navideña



La Navidad ha llegado, ahora sí, no en Octubre, como las luces y las tiendas nos hacen creer. Es ahora, cuando ya hay vacaciones, en nada es Noche Buena y hay que pensar que deseamos para el 2011, comprar regalos y recibirlos y todo lo que es la Navidad. Por eso yo me he puesto friky y he puesto luces y gorrito en mi título del blog. 

Y un Krismas y todo. Ya sé, con lo elegante que yo soy y hago una felicitación así de vulgar y grosera, jajaja. Pero es que desde que se me ocurrió lo del gorriglande de Papá Noel no podía esperar a hacer la felicitación, no se me ocurría una manera mejor de felicitar las fiestas sin ser cursi o caer en los tópicos, y además tenía ganas de enseñar la polla... Yo mismo me sorprendo de haber hecho algo así, pero no me arrepiento, jaja.

Le deseo Feliz Navidad a todas vuestras pollas, y a vosotros también!

lunes, 20 de diciembre de 2010

Preparando el viaje del año



Esta todo listo, el billete de avión, el hotel, sé qué ropa quiero llevarme y sé que lugares quiero visitar en París y cómo llegar a ellos. Sin embargo esas cosas tan necesarias y básicas no son lo que más me preocupa, yo quiero pasarlo bien pero además quiero que este viaje sea importante en mi vida, en mi visión y mi perspectiva. Hace unos días os contaba lo importante que fue el viaje que hice a los 17 o 18 años a la ciudad de mi querido Antonio, aún noto los efectos de aquel viaje, el punto de inflexión que se llevó a cabo en mi más o menos rutinaria adolescencia y la verdad, espero que este viaje sea parecido en ese aspecto.

Sé que es un error esperanzar cosas grandes de algo así, pero un viaje al acabar este año me parece una buena oportunidad de plantearse cambios y metas y también de librarse de temores, vergüenzas, malas costumbres y gilipolleces de ese tipo.

Antes de irme a París, quiero hacer muchas cosas además de ganar la Lotería de Navidad. Hoy sin ir más lejos me han mandado a sms y llamado chicos con los que he tenido sexo este último año, y en concreto de este último trimestre: mi morboso e insaciable pasivo 100%, el bajito pollón y el esclavo mayor (ah! y Met, aunque con él no ha habido sexo aún), y todos me han tentado con planes que quiero hacer, ¿pero cómo con tanto compromiso de por medio además del viaje? Quizás tenga que dejarles para el año que viene... menos a pasivo 100% porque me apetece meterla y a Met al que quiero ver antes de que acabe el año y desearle lo mejor.

Me doy cuenta de que Jean-Paul no aparece demasiado en mi cabeza cuando planeo mi estancia en París, claro que sé que es él el que me invita y eso me obliga en cierto modo a pasar con él los días y las noches (si no no aceptas una proposición de ese tipo), y no digo que me sienta obligado o Jean-Paul sea un sacrificio por el que pasar a cambio de unos días en París. Jean-Paul me gusta mucho, parece muy buen hombre, además de que intuyo que en la cama será genial. Simplemente en ese aspecto Jean-Paul no me parece "planeable", no es que no piense en él, sino que lo dejo en manos de la suerte, la sorpresa y el destino incluso. Y estoy abierto a todo lo que me haga sentir, ya veremos qué es.

Planeo mi viaje en base a mí individualmente ya que es lo único que uno mismo es capaz de planear con cierta seguridad, porque planear lo que haga o no haga el otro... siempre acaba en frustración, tened en cuenta que no le conozco a penas. Por lo que a mi respecta es posible que tenga un polla alien, porque no se la he visto y... bueno... sospecho que será activo, jaja, acabo de caer en la cuenta de que no hemos hablado abiertamente del tema... (parece activo).

¿Depilarse no depilarse? jaja, sigo con el dilema. No puedo parar de observar las fotos de la web de Jean-Paul, en concreto la sección de hombres. ¿Cuáles serán los que le molan a Jean-Paul? Me parece que me llevaré la máquina de afeitarse el cuerpo en el neceser y decidiré allí. Y ahora que lo pienso puedo ir peludo, follar así ver qué caras porne mi cachitas parisino y luego depilarme y follar depilado! El plan ideal, decidido!

Dentro de nada amanece y yo aquí insomne perdido, voy a dormir un par de horas.


Ah! Lobezno no hizo nada... pero hablamos del tema, creo que la flaccidez de Lobezno no es del todo mi culpa. Eso es en parte un alivio pero por otra... sigo sin tener demasiada esperanza en conseguir follar con él aunque sea de vez en cuando. Sólo puedo decir que adoro su paquete, hoy hemos dormido juntos en mi cama, es tan... sobable. El día que se le ponga dura moriré de la emoción.

viernes, 17 de diciembre de 2010

El fotógrafo de chulazos



Son sólo las 5 de la tarde, pero ya estoy con el alma en vilo esperando que suene mi teléfono y ver que es Lobezno, descolgar y oír algo que haga que me cambie el humor. Pero quiero contar la historia del chico de París y este es un buen momento, para distraerme sobretodo.

Pues hace un par de meses estaba yo en una fiesta privada, una de esas que se hacen para hacer contactos sobretodo, concretamente era un desfile. Un amigo mío y yo estábamos disfrutando de lo lindo y por fin conseguimos meternos en una conversación con un grupo, en ese grupo estaba mi ligue, pero aún no le conocía. Después se presentó con un grupo más pequeño y por fin conocí su nombre, pero yo estaba pendiente de los modelos, estaba estudiando qué les hace tan especiales y en qué somos ellos y yo diferentes. Adopté su postura, imitaba sus movimientos y así me pasé la fiesta, no es que fingiera algo que no soy, vestido hasta puedo dar el pego, lo considero más bien como un refinamiento típico de "dónde fueres haz lo que vieres" sin más pretensión.


Jean-Paul se fijó en mí y en mi juego privado (le pongo ese nombre porque llevaba una camiseta de Jean-Paul Gaultier, porque es francés y porque lleva además un tattoo marinero).  Me preguntó qué edad tenía y le dije que veinticuatro, y me preguntó si me gustaban los modelos o ser como ellos, que los miraba mucho y nada podía despistarme en mi hipnosis.

Fui sincero, lo que más me gusta es envidiarles, desear tener sus músculos y fantasear con levantarme una mañana y tener unos pectorales prominentes y una cintura estrechísima. Se río. Y se fue a charlar con el grupo mientras yo saludaba a mis amigos que llegaban en ese momento. Yo metía tripa y me escurría lo más cerca de los modelos posible, fui hablando con algunas personas por allí, casi todos iniciaron la conversación por unas botas que llevaba yo muy chulas, y empezamos a hablar, tú a que te dedicas, tal y cual bla bla.

Me volví a encontrar con Jean-Paul, que tiene un cuerpo que alucináis. Venía a invitarme con él y mis propios amigos a un sitio a seguir la fiesta, nos fuimos a Chueca todos y allí le conocí mejor. Me incliné con mi mano en su brazo y le di pie a que me besara si quería, pero no llegué al punto de poder sentirme incómodo si no me besaba, fui sutil y después de diez interminables segundos él puso de su parte, se acercó más y me dio un pico. 


- Vente conmigo a París esta semana - me dijo.
- ¿Así de repente? No.
- Quiero presentarte mi ciudad. 

Él no vive allí actualmente, vive en Londres, pero el trabajo le llevó allí aquella vez, y una vez más dentro de una semana, a esa sí que acepté ir con él. 

Yo estaba muy feliz, pero el problema vino cuando entré en su web de fotógrafo, UNOS CUERPOS!!! UNOS CHICOS!! AYYYY!! y yo me miraba en el espejo con mi flexo y no había forma de hacer esas sombras tan favorecedoras, un hombre acostumbrado a ver esos cuerpo y seguro que tocarlos me verá como una mierda! Y de ahí vino mi obsesión por los músculos, el porno y mi preocupación de los últimos meses. Estoy asustado!! ¿¿Cómo ponerme como el de las fotos antes del domingo 26?? Conocer a Jean-Paul me ha perturbado mucho. De todos modos iré, mis amigos dicen que vaya y viva la experiencia, pero... sin abdominales me siento como en supervivencia extrema frente a Jean-Paul y su cámara de fotos.

En facebook sí que lo conté entonces, pero a mis queridos lectores del blog no os lo había contado aún porque la verdad no quería gafarlo y como no hemos follado aún... pues me esperé a que todo se concretara. Me voy a París a reunirme con Jean-Paul el domingo de la semana que viene :) 

(A Lobezno no se lo voy a decir, y es más, ni se va a dar cuenta porque si quedamos el sábado y vuelvo el jueves que es cuando quedamos siempre ni se entera, así es como uno es infiel, con elegancia y sin que el otro tenga que ver pistas ni putos chupetones).




El puto chupetón

Esta noche iba a escribir sobre mi nuevo ligue, el que me lleva a París la semana que viene, pero se ha interpuesto un acontecimiento que nubla mi mente. He quedado con Lobezno y se ha presentado la mar de feliz con un puto chupetón en el cuello, sí, un chupetón y sí, en el cuello, bien visible.

¿Que por qué me pongo así si yo follo todo lo que quiero con otros y él no debería ni ser mi novio? Pues no lo sé, porque es una mierda y esa puta marca me mira y me dice:

"Lobezno folla con otros...

Lo cual no me supondría ningún problema si además esa frase no se completara con:

"... y contigo no"

No me he reprimido y he expresado mi rabia y mi asco. ¿Por qué alguien que yo no conozco (y posiblemente él tampoco) tiene acceso a la polla erecta de Lobezno, a motivarle, a motivarse y darle esos arranques de pasión y yo no?

Relación abierta bla bla bla, es lo que tienen las relaciones abiertas... ya lo sé y mi cabeza no se siente mal con ello, pasa del tema, de hecho está la mar de tranquila y sólo está algo espectante por saber qué decisión toma mi cuerpo, que es el verdadero afectado en este tema. Yo nunca he sentido celos, quizás sólo preocupación cuando creo que estoy perdiendo a alguien que me gusta, pero no por el hecho de que se folle a otros, sino por la parte que me toca exclusivamente. Y yo no interpreto esta mala sensación con Lobezno como celos, sino como envidia por esos gusanos miserables que se lo benefician (necesito desahogarme chicos) y se lo he dicho muy claramente.

Dice que ha estado muy estresado, que ya está más tranquilo... Yo no podía dejar de pensar en el chupetón. Claro! tranquilo, con la polla bien chupada, y el cuello marcado por una zorra presumida! Aggg.

Hoy ya sí que no me gusta nada esta situación en la que me he metido por un chico, no me gusta ni un pelo, es incómoda sin sentido y empieza a parecerme enfermiza. Quizás lo fue siempre, pero cada vez tengo más claro que no mola. Lobezno me gusta mucho, pero la situación que me ofrece es una mierda. 

No voy a decir que le voy a dejar porque luego decir que no puedo es muy frustrante, porque la verdad es que no puedo, pero estoy deseando que alguien me lo quite de la cabeza, a base de polvos si es necesario, estaría la mar de tranquilo.

Tengo curiosidad por saber qué hace ahora que sabe que estoy cabreado... ¿dejará que se me pase? ¿Hablaremos? ¿Intentará cambiar las tornas y ponerme a mi como un histérico? ¿Adoptará el papel de capullo y saldrá a delante con valentía? ¿Me intentará follar (para que pueda rechazarle yo, jiji)? ¿Me comprará flores? ¿Qué coñoOOooo hará?

jueves, 16 de diciembre de 2010

Be Italian



Mateo, Pedro y Tomás han sido los tres italianos que pasaron por mi vida culpables de que en cuanto vea unos labios preciosos, piel morena, una nariz grande y un cuello de camisa desabrochado me muerda los labios, frunza el ceño, apriete los puños y desee tener un Martini cerca para tirárselo a la cara.

Qué mentirosos, qué apasionados, qué zalameros, qué buen cuerpo tienen, qué insensibles...

Volvería a repetirlo, pero sin creerme nada de lo que me dicen.

Precipitado en sentirme viejo (y no era de mi especie)

Muy decidido y motivado por un e-mail en mi facebook a propósito del post de ayer en el que me decía un lector que era precioso y muy interesante la situación que describí, llamé al chico joven, yo estaba eufórico con mis nuevos sentimientos, me comporté exactamente como se comportaron antaño conmigo y recurrí a todo lo que me gustó entonces de mis chicos.


Y no me arrepiento de lo que escribí ayer, pero ni 24 horas ha durado la magia, el pobre chico no era lo que parecía en absoluto. A pesar de tener 19 años no parece mucho más joven que yo (en las fotos parecía más tierno), incluso podríamos ser perfectamente de la misma edad, pero eso no es lo peor, su mentalidad es algo viejuna, un poco facha, además pensé que sería yo el que tomaría el papel de admirador de él, pero ha sido él el que ha hecho eso y me ha cortado. Ha sido una cita incómoda, porque él no dejaba de hablar de cosas nada inspiradoras, y para el colmo no dejaba de delatar su gran incultura (más allá de la inexperencia de su edad), la falta de interés por las cosas, su falta de visión, de perspectiva y de aventura. No creáis que me dejo llevar por la envidia que temía tanto ayer... jaja. Más bien me siento engañado y un poco tonto por creer cosas que me inventé para llenar los huecos que deja internet, y que en el cara a cara quedan resueltos, casi siempre para mal.


Ese adolescente ha resultado ser un gañán con Google a su alcance cuando chateábamos y que en el cara a cara con el cerebro como única arma se ha delatado no sólo como inculto sino como mentiroso. No es que chateáramos sobre la tabla periódica o sobre la segunda persona del imperativo del verbo saber, pero él sacaba temas rebuscados intentando impresionarme y se ha topado tanto él como yo con el muro de la realidad. Hay que ser abierto de mente, pero al final la educación es la educación y no se pueden ignorar los puntos comunes que nos unen a unos con otros. La verdadera misma especie no está en las horas qué duermes ni siquiera en las horas que compartes con alguien, sino en la visión y el pensamiento, en haber vivido, respirado y mamado en el mismo ambiente, y ahí es cuando alguien te sorprende en unos minutos sin necesidad de recurrir a esa situación tan cierta pero poco intensa de "el roce hace el cariño".

Yo ayer estaba enamorado de mi pasado, de lo bien que me veía en ese adolescente, pero no del chico en absoluto, ayer lo sabía, pero creía que habría alguna posibilidad de que la realidad y mi idea esta vez estuvieran unidas por puntos comunes.

Me sentía tan mayor e ínfimo ayer frente a él (me gustaba en el fondo eso) y sin embargo ahora estoy casi enfadado por quitarme esa nueva humildad que adquirí ayer. Vuelvo a mi vida, a mi juventud, a verme la cara tan tersa como hace cinco años y a valorar la nueva aventura a la que me encaro la semana que viene, tan parecida a las que vivía de la mano de mis admiradores antes.

Los que me seguís en facebook, ya lo habéis leído, un chico me ha invitado a pasar unos días con él en París, del 26 al 30, y además con una noche que pasaré yo solo en la ciudad :)

Mañana os hablaré de él y de las circunstancias, entenderéis muy bien mi baja autoestima, mi preocupación por el físico, la juventud y la frescura cuando leáis a qué se dedica mi nueva  y madura conquista.

La cita de hoy con el adolescente me ha servido al menos para darme cuenta de que más allá de la buena cara que se tiene de joven tengo algo mejor, y sobretodo no tengo nada que envidiar, mucho menos ahora. La crisis de los 40 la dejo para dentro de 15 o 20 años.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

De mi especie

Hacía mucho que no tenía la sensación que tenía a los 17 o 18 años cuando me encantaba pasar las noches en vela hablando por internet con chicos, pensaba que la sensación especial ya no era posible, que era necesaria la candidez de esa edad y que ya no lo tenía. No estoy hablando de amor, pero sí de ilusión, esta noche he reconocido muy bien aquello, como cuando Antonio se conectaba y ponía su webcam, se le veía todo verde, como en una visión nocturna, él estaba rapado y yo le dije que parecía un soldado (y lo parecía de verdad). Yo estaba preparando la selectividad, no había estudiado nada durante el curso y me pasaba las noches con el libro abierto y estudiando con Antonio mirándome desde su casa, dándome ánimos. Al final saqué una media de 7'9 y lo celebré haciéndole una visita a su ciudad, yo tenía 17 años y nunca había viajado solo, fue un fin de semana que nunca olvidaré, me sentía tan mayor y en realidad era tan niño...


Nuestra relación virtual y nuestra conexión mental fue sólo posible por nuestro insomnio, por ser los únicos que andábamos por la lista de conectados a las 3, las 4, las 5 de la mañana, y él, que era el primero en ver la luz del Sol en su ciudad era quien razonaba y nos mandaba a los dos a la cama. Aún hoy le veo a veces, cuando me conecto a mi antigua cuenta de hotmail y sigue igual, como yo, sin dormir. Hoy le he echado mucho de menos porque estoy chateando con otro insomne, hasta ahora no había encontrado otro además de Antonio que pudiera seguirme el ritmo y que yo quisiera que me lo siguiera, porque hay muchos insomnes en el mundo, pero casi ninguno me ha gustado ni son capaces de trasmitirme nada.

Ahora también recuerdo a todos aquellos con los que charlé, Víctor, Invernadero... Borja... JAVI! Otros insomnes con los que chateé en la adolescencia y con los que compartí muchísimas horas. Guau... qué recuerdos y cuántos años han pasado.


Cuando uno va creciendo empieza a entender lo importante que son las cosas sólidas con una buena base, cuando todo aquello ocurrió yo no pensaba en nada, las cosas sucedían y nada tenía antecedentes, todo era nuevo, salvaje y mi cerebro reaccionaba muy sobresaltado, con un poco de miedo y mucho espíritu aventurero. Como cuando empecé el blog y a salir por sitios nuevos, después todo se ve muy distinto, más mediocre.

Yo siempre pensé que me iban a gustar más mayores que yo, absolutamente siempre. Y hoy me he dado cuenta de que me he encontrado conmigo cuando estaba en el instituto, quiero decir con un chico que me recuerda a mí en aquel entonces, me ha hablado de sus cosas, de sus amigos, de las clases y cómo no, de lo caliente que estaba, exactamente como yo a su edad. Mi orgullo me impide babear por él, porque es mi peor rival frente a Antonio, Lobezno y todos los hombres que me gustan y me han gustado, es muy duro.


Me he enamorado de mi pasado, y ese chico es el que lo ha detonado, con lo que tengo que luchar contra los sentimientos para no enamorarme de él sin razón. Si mis chicos me han visto alguna vez como yo veo a este jovencito, entiendo muchas cosas, las caras de Antonio, el paternalismo de Lobezno, los regalos de Jorge, las llamadas obsesivas de Javier... 

Estoy muy ilusionado con el chico que he conocido, es de mi especie, nos entendemos al 100%, pero en realidad soy yo el único que lo sabe, él solo siente lo que yo a su edad, es impulsivo y sensitivo pero no sabe nada de lo que está pasando conmigo, no sabe que me recordará siempre. Pronto quedaremos, para celebrar que lo ha aprobado todo este trimestre. Conocerle puede fascinarme o destruirme, ese chico me encanta y me da miedo a partes iguales, representa cosas que yo ya no seré y ve cosas que yo ya no veo, no sé si veré a través de sus ojos, si me ilusionará o me deprimiré, compararé y acabará dándome rabia no poder recuperar muchas cosas que sólo se tienen a esa edad. 

Y tengo 24 años... no quiero pensar qué será de mí si sigo con esta mentalidad a los 40. 

Un verdadero vaquero



Para ser un vaquero como Dios manda hay que nacer en Estados Unidos y concretamente en algún sitio de la América profunda. El sombrero no es imprescindible, pero la camisa de cuadros y los pantalones vaqueros son obligatorios.


Si el vaquero es real será musculoso por narices, porque su trabajo le exige mucho esfuerzo físico,  no es una musculatura de pesas, es esa que hace a los hombres tan viriles, y que con vello queda mucho mejor, y sobre eso, la genética de un verdadero vaquero con suerte le cubrirá de vello morbosísimo, por el pecho y todo el torso en general, los brazos, las piernas... y la barba.
A pesar de parecer tan duros, los verdaderos vaqueros son muy tiernos y aunque son americanos tienen su punto de humor inteligente que te dejaría sorprendido.


Los vaqueros reales o son morenazos o son rubiazos, pero siempre macizos y bronceados, pasan mucho tiempo solos y en la naturaleza así que se desnudan sin problema al aire libre, se bañan en un barreño y no tienen problema en tocarse la polla si quieren cuando les apetece.


Les gusta su cuerpo tal y como es, si están cachas genial, si les sale tripa por beber tanta cerveza son igual de felices siempre y cuando puedan seguir montando a caballo. Nunca se depilan y en lo único que se permiten licencias de moda es en las botas y en la barba. Eso sí, siempre se dejan pelo en la cara, ya sea la barba entera, perilla, patillas, bigote... 


Tienen la voz ronca, hablan muy fuerte y fuman. No saben decir cosas bonitas, pero como tienen los dientes tan blancos y lo que dicen lo dicen con tanta sinceridad a ti te encanta igualmente. Además tienen un punto extraño que no tienen los hombres de ciudad, porque los vaqueros como son de campo y en sus pueblos no hay casi gente todo lo que haces y todo lo que eres les sorprende y lo ven fascinante, y a ti te fascina eso. Porque no se preocupa por ir fashion, ni por su cuerpo aunque tenga un cuerpazo, no se estresa por ligar más que sus amigos y lo único que le preocupa es que el bigote le haga lo más viril posible.

lunes, 13 de diciembre de 2010

¿Con o sin pelo?

LLevo toda la tarde acariciando mi barba y mi torso de cachorro, indeciso... afeitar... dejar salvaje... afeitar... dejar salvaje...


Yo no tengo ninguna duda, el hombre cuanto más oso más hermoso (vellosamente hablando, las grasas ya son otra cosa), las barbas, los pechos peludos, axilas, todo peludo. Me encantan los hombres peludos y muy pocas veces fantaseo con un cuerpo lampiño o depilado... quizás una de cien.


Yo aunque me depilo o me afeito de vez en cuando, porque me gusta mi cuerpo con un aspecto más... juvenil por así decirlo, también me permito mis épocas osunas y me da morbo ser follado y verme peludo y que al otro le de morbo mi vello o mi barba. 
También me encanta ver dos peludos enrollarse, dónde hay vello hay alegría.
Mi conclusión de las fotos... mi novio como los de la derecha, y yo... cambiando de derecha a izquierda según me de.


Cuando era aún un suave adolecente, que el poco vello que tenía era rubio e invisible, ya me paré a diferenciar  chicos sexys de los que no lo eran en base a si tenían al menos vello en las axilas y desde el pubis al ombligo. Mi padre tenía y mi hermano también, así que esperé que fuera mi turno. Mientras esperaba me interesé en descubrir quién tenía vello, por dónde, qué espesor, qué color, que largura... 


Patillas, camisas desabrochadas con vello debajo eran mi vicio en aquella época. Y mi primer novio, tuvo que ser siete años mayor que yo para llamar mi atención gracias a que le vi en pantalón corto y necesité saber si tenía tanto vello en el cuerpo como en las piernas. No era de los chicos más velludos con los que he estado, pero a esa edad su vello de joven me bastó para saciar mi hambre velluna. 


Cuando descubrí por fin que el vello de mi pubis iba subiendo hacia arriba y se asomó por la cinturilla de los pantalones fue un día feliz para mí, y cuando el vello de mis axilas se hizo visible a 5 metros, y cuando descubrí que el dorso de mi mano también se iba a cubrir me alegré también. Después sin embargo no me gustó tanto que me saliera en los glúteos, pecho y aunque en los hombros tengo cuatro, no me hizo tanta gracia, me hacía mayor... y entonces me depilé todo por primera vez muy disgustado. Luego lo asumí y me da morbo estar peludo y exhibirme tal cual.


domingo, 12 de diciembre de 2010

No soy chapero, sólo un chico con gustos caros


El otro día estaba charlando con un escort y se despidió con una inquietante frase:

- Hasta otra guapo, me voy a buscar clientes para hoy.

Siempre que hablo con una persona que se dedica a la prostitución se me quedan en la lengua preguntas como "¿te mola hacerlo? ¿es más por morbo o por dinero?". La verdad es que a él se le ve encantado, y esas preguntas no son muy necesarias porque además de ser chapero hace shows en vivo y presume de su sexualidad, se hace fotos y videos en plena acción (algo que yo quiero hacer!!), vamos que está muy "abierto" a todo, y lo de abierto lo remarco porque después de ver sus videos... ya entenderéis lo que quiero decir.

Gorka O'Connor
A mí todo lo que sea sexo más allá de las camas y el matrimonio me llama mucho la atención, y Gorka me ha hecho darle vueltas a la cabeza. Además de ser chapero parece que le encanta hacer cruising, los locales, hacer shows en vivo (eso sí que me alucina) y todo lo morboso, además que me ha dicho que si se lo propone se mete la primera parte blanca del cono sin problema. Parece que comparado con él me quedo a la mitad en todo, también en lo del cono, yo no me meto casi ni la punta...

Me aconsejó la web telechapero.com para hacer unos euros, le dije que yo tenía muchos caprichos pero ser chapero es algo absolutamente nuevo. Si disfrutara tanto del sexo y fuera tan abierto a lo mejor no lo dudaba ni un segundo y me ponía en telechapero.com, pero siempre se le pinta como un mundo sórdido, absorbente y muy alejado de la felicidad. Probar o no probar, un dilema que la mayoría dice no tener y de los cuales casi todos contestan NO a prostituirse o enseñar el culo en público.

Me encanta el sexo y me encantan los gadgets, la ropa y los videojuegos ¿es suficiente para ser chapero? Creo que requiere algo más que los caprichos y el sexo. 

Llevo años, incluso antes de darme a conocer como LeMorbo, esquivando proposiciones con dinero y sexo de por medio. No sólo me gusta el sexo si no experimentar y jugar con él, fantaseo con lluvias doradas, que me paguen, tener ropa de cuero, que me peten en un sling, que me aten y me usen en grupo... pero aún no he probado nada de eso, para mí eso son fantasías, unas más difíciles y otras sé que nunca las haré. Si fuera Gorka o tan juguetón como digo que soy lo haría, por probar, por jugar...

Me encanta tener guías, si tuviera uno que me aconsejara, me llevara y me prometiera salvarme no tendría dilemas. El mundo de la prostitución está demasiado estigmatizado y yo soy muy sensible y propenso a sentirme sucio... aunque también soy muy sensible a la novedad y el peligro... y no puedo evitar querer experimentar cosas.

Me encanta tener luchas internas, me siento vivo, pero me da insomnio y frustración, jaja.

Gracias Gorka, te dedico mi insomnio de hoy y te culparé si me hago chapero :) (me encanta tener culpables).




jueves, 9 de diciembre de 2010

Sexo en El Pardo


Hace años que veo a Jorge, mucho antes del blog, antes de conocer a Lobezno y antes de todo, cuando yo aún disfrutaba de las camas, los hoteles y el sexo tradicional con chicos tradicionales. Alguna vez he hablado de Jorge en este blog, fue el protagonista de una entrada en la que tuvimos una velada de sexo y lujo en una suite, otra en la que se corrió a los pocos segundos de empezar a follarme (gran problema con él) y en otra en la que fuimos a un motel de mierda que parecía el de psicosis.


El sexo con él antes de LeMorbo había sido bueno, quedábamos cada dos semanas más o menos y teníamos sesiones largas e intensas. Yo tenía diecinueve años y me encantaba todo lo que Jorge me ofrecía, pero él estaba y está en el armario, y MUY en el armario, así que siempre andábamos escondidos por hoteles, paradores y cenábamos en sitios lejos de Madrid. Hasta que llegó la crisis y Jorge cayó en la pobreza y en su crisis personal de los 35.

Yo me puse a buscar al lobo y me olvidé de Jorge en cierto modo, aunque quedábamos muy de vez en cuando por los viejos tiempos, y porque tiene un cuerpo de escándalo y una polla rígida y gorda que me encanta tocar y comer, aunque se corra a la primera de cambio...

Ultimamente quedamos más para charlar, cenar e ir al cine que para follar, pero ayer me llevó a El Pardo, que es dónde él hizo la mili, y no me llevó allí sólo para enseñarme su cuartel, pero el muy pillo no me dijo nada de lo que tenía planeado y a mí ni se me ocurrió. Giró a la derecha y se metió en un parking oscuro y con cuatro coches empañados. Uno ya no es tonto como cuando inicié el blog, aquello era un picadero. Jorge siempre es muy educado y mientras te mete mano, te agarra la polla y se chupa la mano para tocarte el ojete finge que te pide permiso y te dice que no pasará nada que tú no quieras, pero aunque tú digas que no y te resistas él sigue a lo suyo. Debe pensar que decir que no y forcejear con sus manos largas es parte del juego... pero al final siempre consigue lo que se proponía.


Me la chupó un rato, lo justo para que yo olvidara la idea de forcejear y me dieron ganas de comerle la polla, acabé retorcido en el coche mamándosela y me vinieron a la cabeza aquellos días en los que éramos más jóvenes y yo disfrutaba tanto chupándosela y haciéndole sudar. Pero odio también hacerlo en coches por una razón de talla, dos chicos de uno ochenta y pico en un espacio reducido y con una palanca de por medio no es mi idea del buen sexo, sin embargo no era una cama y tenía un encanto morboso. Jorge no se comportaba como en los hoteles, era mucho más fogoso y violento, y creo que me llevó allí como sustituto, quiero decir (y eso es pura fantasía mía) que puede que eso que pasó ya lo hiciera en su época de mili allí mismo, porque cómo conoces tan bien el camino a un picadero, él lo conocía muy bien y no se sorprendió como yo al ver los otros coches empañados. A saber qué historias oculta ese picadero, militares, novias de militares, novios de militares y mirones... Al final le encontré mucho morbo, y aunque el sexo en un coche sigue siendo un problema para mis piernas en esta ocasión lo he disfrutado, y quería que él disfrutara de su atrevimiento de sus posibles recuerdos y de mí.

Él dice que nunca se la había visto tan grande como ayer. :) 
El sexo es mucho mejor cuando disfrutas y sabes que has hecho disfrutar.

Posdata: También me da morbo pensar qué se les pasaría por la cabeza a los mirones de por allí, que los había, cuando vieron que de nuestro coche salían dos hombres a mear... jeje.



miércoles, 8 de diciembre de 2010

Otra filtración - cachorro




Cuando empecé el blog tenía un cuerpo genial y no lo valoraba, siempre esperando a tener un cuerpo como el de un modelo para exhibirme y ahora... he pensado que el tiempo pasa y la grasa avanza, esto es lo que soy y punto, si me pongo como un modelo pondré fotos y si engordo más también! Habrá más fotos con o sin filtros me temo jiji.









lunes, 6 de diciembre de 2010

Premium por los detalles

Escrito para EstaNocheGay.com


Puse en facebook que quería ir a la sauna Premium, que no conocía, para pasar la fría tarde del martes, enseguida salieron voluntarios, pero casi todo el mundo ponía pegas con la hora, apareció uno que lo puso más fácil, así que quedamos a las seis para visitar la sauna y morbosear por ahí desnudos. 

Después de esperar a mi chico de turno media hora... vi que me llegaba por el hombro, sólo sabía cómo era su cara y que tenía buen tipo, pero no se me ocurrió que pudiera ser tan bajito ;) Los bajitos también tienen su morbo y ni se me ocurrió darle plantón, yo sabía que lo pasaríamos bien. 

Cuando entramos en la sauna Premium tengo que decir que fue un alivio que no se pareciera a la mayoría de saunas de Madrid y la alfombra roja que había en el vestuario era muy de agradecer  para descalzarse en esta estación de frío polar. Me desnudé con naturalidad, algo que aún me cuesta pero se me quedó pequeñita por el pudor (yo soy así) :)

Nos dimos un paseo, yo tenía ganas de ver el sitio, ahora os cuento lo que había pero antes os contaré dónde nos detuvimos, al final de la sauna había unas cabinas con un sofá y una pantalla con vídeos porno, eso me moló no lo había visto en otras saunas, al menos no en cabinas privadas. Me gustó, y además había una peli de osos... ya sabéis lo que me ponen los osos. Cerramos la puerta y disfruté de la peli con mi amigo, que para ser tan bajito era superpollón, no era nada oso, pero con su dotación y la película me puse motivadísimo, me tumbé en el sofá y se la chupé mientras me la cascaba. Como no supimos cerrar la puerta de pronto un señor la abrió de par en par y de golpe, me pilló con una polla en la boca, con las manos en mi paquete y mi amigo sobándome el culo. Un espectáculo. Y va y se mete sin preguntar, mi amigo le echó pero dejó 20 cm de hueco en la puerta para que nos mirara, eso me puso cachondo, me gusta cuando alguien decide exhibirme en ese plan.

Acabábamos de llegar y no era plan de correrse aún, además el mirón quería pasar a la acción y salimos de allí, en la barra habían unos cocteles tailandeses para todos, cogí uno y probé, otro detalle que se agradece cuando vas a morbosear a una sauna. Charlamos en el sofá y me hizo gracia ver a nuestro perseguidor con una erección potentísima que intentaba disimular, son los efectos de mirar a través de las cerraduras cómo alguien se come un pollón.

La sauna además de las cabinas privadas con peli porno tiene un cuarto oscuro, conectado por dos pasillos, no había nadie y no podría describirlo muy bien, otro día lo conoceré mejor. Tiene una zona con un bar chulo y cocteles, en vez de la típica jarra de agua, como decía, detalles que marcan la diferencia, y también algo que picar. Por supuesto está la típica sauna de calor y la húmeda (en estas sí que me los paso bien), pero en esta ocasión no las usé.

Hay un pequeño jacuzzi desde dónde puedes cotillear las duchas, que está casi siempre lleno y hay que estar al acecho para pillar sitio, cuando nos metimos mi compi y yo estuvimos cerca de media hora relajándonos en el agua. Nos duchamos y nos fuimos a las cabinas de follar, que a diferencia de otras saunas en vez de "camas" tiene tatamis, es básicamente lo mismo, pero es una vez más un toque diferencial y allí deduje que era imposible que las puertas no pudieran bloquearse, miré bien y solucioné el enigma. A los que quieran ir allí les aviso, el cerrojo está en la parte de arriba de la puerta, para que no os pillen en plena faena como a mí, y si queréis que os pillen hacéis los locos y no lo encontréis.

Allí hicimos un sabroso y profundo 69, me folló la boca y después le hice una paja con suavidad pero que le enmorbó a tope, se puso a gemir muy fuerte y estaba a punto de correrse pero seguí haciéndolo suave para que disfrutara de la sensación. Al final se corrió con el simple roce de mi mano. Cogió aliento y me la mamó, cuando estuve a punto me la agarré y él me manoseó los huevos y el culo, mi forma preferida de eyacular, ya lo sabéis. 

Nos fuimos a las duchas y me limpié bien el vello pringoso de lefa. Nos vestimos y salimos de allí relajados y satisfechos por mi idea de huir del frío en la sauna Premium.
Él se fue a sus asuntos y yo volví a casa...

Quiero su pollón en mi culo, y eso que no me gustan tan grandes, pero... ¿será que me estoy haciendo mayor?

Lo mejor de la sauna: Está limpia, dan condones y lubricante y  puedes pillar cócteles.
Lo peor: Los pareos raros que hay en sustitución de la típica toalla saunera, pero a pesar de que eran bastante poco favorecedoras, tenían un detalle que también se agradece, EL BOLSILLO que todos echamos de menos en otras saunas, donde meter los condones por ejemplo, muchos lo agredeceréis y los presumidos siempre podemos manifestarnos contra los pareos yendo en pelotas por la sauna, jaja y otros tantos también lo agradecerán.

Buena nota para Premium.

Madrid
Costanilla de los Ángeles, 5
Entrada por Priora, 2











Horario

lun
14:00 - 23:00
mar
14:00 - 23:00
mie
14:00 - 23:00
jue
14:00 - 23:00
vie
14:00 - 23:00
sab
03:00 - 23:00
dom
03:00 - 23:00


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...