lunes, 6 de julio de 2009

Into the Tank (orgullo 2009)




Ni me había enterado de que había fiesta de Into the tank cuando he recibido un email del blogger de Días de vicio y me ha picado el morbo. La fiesta costaba nada menos que 25€ y no me decidí hasta las 8 de la tarde a ir, fui con mi amigo Juan, nos disfrazamos de hombres duros y salimos hacía allá. El código era obligatorio: cuero, goma, militar, deporte, skinhead o desnudo, no había licencias de ningún tipo a vaqueros, polos y converse, así que yo hice mi remix particular y me puse como veis en mi dibujo unos pantalones de camuflaje, unas zapatillas blancas y el arnés que en el dibu no lo he puesto porque estaba aburrido de dibujar.
A las 8'30, llegamos, pagamos los 25€ y al bajar el director, que estaba al pie de las escaleras me regaló una copa con la condición de dejar mi camiseta de gay (según sus palabras) en el ropero y lo hice sin problema. No había mucha gente pero la suficiente para pasarlo bien, había acción y enseguida se me olvidó que hacía sol en el exterior, el ambiente era muy nocturno con hombres encuerados y sexo por los rincones, así que pude beberme una copa como si fueran las 12 de la noche. Mi amigo Juan enseguida se puso a pasear de un lado a otro, viéndome obligado a vencer mi timidez inicial. Bailé durante media hora con unos osos cachas y elegí a uno para enrollarnos y meternos mano, luego nos fuimos al baño y allí me chupó la polla, el culo e intentó follarme, mientras me chupaba el culo yo me ponía a prueba con los dedos delante de su cara, y eso le puso a mil, me pidió que siguiera mientras él se la cascaba... era muy grande para mí y no pudo follarme pero se corrió viéndome trabajarme el culo y yo me corrí también. Cuando salimos del baño me alejé y traté salir de su campo visual, no quería quedarme con él más tiempo. Me senté en una barra abandonada en la oscuridad para recuperarme del orgasmo y beberme mi copa extra, ya iba borrachín. Apareció un pesado que quiso secuestrarme pero me negué y me insultó. Hubo un poco de mal rollo porque un oso le empujó para vengarme y hubo un momento de tensión ahí. Pero pasé del tema y esperé el momento para volver a la acción. Mi amigo Juan pasó hablando con un "anciano" y justo detrás pasaba un encuerado con bigote y los dientes blanquísimos y perfectos, bajé rápidamente de la barra para cruzarme en su camino, me cogió de la nuca y me metió la lengua hasta la garganta, yo le acaricié el vello recortado del torso y seguí hasta que le metí la mano en los pantalones y le agarré los huevos. Me echó en una cama allí mismo y me dio la vuelta para comerme el culo. Otro me chupó la zapatilla una vez y se fue. El del bigote me metió dos dedos, luego tres, le di un condón y me folló, la polla era mediana, con lo que era perfecta. Después me dijo que se iba, era ya la una, el tiempo en esos sitios pasa volando, los polvos que a mí me parecen de 10 minutos deben durar en realidad más o no sé. Ya era la 1 y yo también me quería ir. Bigotitos y yo fuimos a por nuestra ropa y salimos de allí cuando él acabó de descuerarse, era mucho más joven con vaqueros. De camino a mi casa no podía evitar besarle, me encantaba su boca, muy pocas veces he besado a un hombre que llevara bigote (sólo con bigote).

2 comentarios:

uno en madrid dijo...

diosss, como estuvo en into to the tank.
habia tios tan buenos, y pasivos, que tuve que sacar mi lado activo... ya contare mi aventura de ese dia.

Le Morbo dijo...

A lo mejor nos tocamos tú y yo, como no sabemos cómo somos.... jajaja.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...