lunes, 7 de marzo de 2011

Calientapollas enmascarado

Fui con mis amigos a celebrar carnaval al Círculo de Bellas Artes. Lo mejor de ese tipo de fiestas es que absolutamente todo el mundo va disfrazado, muy bien disfrazado, y se disfruta mucho del ambiente, viendo disfraces y gente pavoneándose y pavoneándote tú también.

Me pasé la noche coqueteando, también con chicas. Algo tuvo que ver lo ceñido que era mi disfraz. Y... lo voy a confesar, quizás el plus lo daba el relleno que le quité a un bañador de esos tan gays, para ponérmelo en el tanga y dar más éxito a la lycra de mi disfraz. Además de una panzada de ejercicio durante dos semanas, y no probar ni una hamburguesa de McDonalds (2 kilos se notan).


Ir sin Lobezno me sienta bien, estoy de buen humor y con ganas. Me lo he pasado tan bien...

Y no os confundáis, yo puedo salir de marcha con mis amigos sin necesidad de ligar ni nada. De hecho bailar y conseguir pasarlo lo mejor posible con el menor número de copas y muchos amigos es mi plan de sábado ideal. Pero es que iba muy sexy, el ligar era inevitable... (ejemplo de lo que es contrario a modestia, sin embargo cierto).

He besado a algunos hombres, y tocado cierta parte peluda y cercana a la polla de uno de ellos, y en resumen, me he puesto caliente pero sin más. No sé en qué pienso, me cuesta dar el paso a algo más explícito, quiero jugar en la superficie, me divierten los preliminares, los de antes de quitarse los calzoncillos, pero a la hora de la verdad... prefiero guardarme esos momentos en la memoria y usarlos a mi antojo y con mucha fantasía en mi habitación con mi bote de bodyglide. 

¿Qué me pasa? Ya es marzo. ¿Quién de vosotros coquetos y aceptando copas gratis sigue virgen desde las campanadas de 2011? ¿Por qué me basta con el morbo simple, que no fácil, de enseñar la polla en público, hacer que un hombre me siga durante cinco pisos para ir al baño dónde nadie va y tocar un pubis? No soy un calienta pollas, aunque en el blog de esos hombres a los que besé en la fiesta apareceré descrito como tal, pero no me pone nada dejar a los hombres frustrados.

Tengo erecciones potentes, pienso en sexo, mi libido es alta, me gusta seducir, la atención de un hombre y tocar su cuerpo... ¿Y el sexo en el que entraba en juego una polla ajena y una cavidad de mi cuerpo? No, ese no lo echo de menos, y esa cuestión es la que me hace pensar que en mayo me veré en un diván hablando de lo mucho que me pone mi mano untada y el miedo que me produce ver como "una serpiente de un solo ojo" se acerca endurecida y roja a rabiar a mi carita o a mi mojigato culo de clausura.







5 comentarios:

Observatorio Gay Granatense dijo...

En esta vida todo son rachas, lo mismo que tenemos temporadas de mejor o peor humor, en el sexo también tenemos puntas y llanos (suponiendo una gráfica) Además, como ahora estás en una etapa morbosa es logico que te pongan más los preliminares, como bien dices que el acto final, lo mismo que una foto de un hombre erótica pone más que una pornográfica... y ya que sacas el tema, en lo que a mí se refiere, la calientapollas del reino (lo he pensado siempre desde que tenía 14 años) es MARY JANE, que dejaba siempre al pobretico de PETER PARKER a dos velas... ¡Ay si yo pillara al Spiderman ese!

Bajito pollón dijo...

Bueno Leo, no sé si tuvo ago que ver nuestra charla de ayer, pero me alegra saber que sigues morboseando!

Anónimo dijo...

La carga morbosa que tus palabras me transmiten cuando describes la excitación que te suponen los primeros acercamientos es para mí una señal inequívoca de que deberías seguir en esa línea hasta que te hartes .
Leo, ¡disfruta mucho y no te sientas tan incómodo con lo que los demás puedan pensar!
Marlène

Kamuiu dijo...

Leo, animo! Algunas veces es mejor el morbo, el pensarlo y tal que cualquier otra cosa....^_^

Dulce tormento dijo...

Hola Leo!!!!!!!!!!!!!!!!!!
etapas, etapas, etapas... todo pasa y ya volveran las otras no te preocupes!
Besotessssssss (ya te contare en q ando yo jeje)
ELi

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...