domingo, 18 de septiembre de 2011

Follando con el oso

Lo tenía pendiente, tenía que suceder...

Anoche me acosté con Polo por la tarde, me cuesta pensar que alguien que me folla tan bien me puede dar tantos quebraderos de cabeza y zarandear mi autoestima de esa manera porque con Polo todo es buen sexo y malos rollos, pero el post va sobre mi coito anal con el oso, así que cambio de tema.

Esta tarde he quedado con aquel peludo treintañero que conocí en una web de bears y con el que ya tuve una sesión sexy hace unas semanas. Me excitó mucho desnudarme frente a él, no es como hacerlo frente a Polo, con el oso me resulta todo mucho más natural y no tengo el estrés de estar en un concurso de belleza, no es que el oso sea poco exigente y Polo tenga el listón alto, es más bien que el oso tiene unos valores distintos, más reales creo, y con los que me siento no más valorado, pero sí mejor valorado.


No me cuesta nada estar receptivo con el oso, estaba impaciente por adoptar la pose de la foto, pero no quería resultar agresivo o salido :)
Cuando llegó el momento de ponerse el condón yo estaba super emocionado, era como cuando te despiertas el día de los Reyes Magos, bueno... no tanto, pero eso mismo en menor intensidad. Lo quería, lo quería y no podía quedarme sin ello. Lo hicimos con mis piernas en sus hombros, muy despacio, la metió entera después de haberme comido bien el culo entraba de perlas. 

Habiendo follado con uno ayer y con otro hoy no puedo evitar compararles, Polo lo hace genial, pero aunque me encanta su faceta de follador, no es el mismo cuando se viste y vuelve a "su actitud", con el oso tenía la sensación de estar follando con el mismo que con el que hablaba o merendaba. 

El oso tiene un cuerpo grande y musculoso pero no definido, y no de gym sino de gen, me resulta tan morboso, tan cómodo... está hecho a la medida de mi gusto, y su tacto al sudar con el ejercicio, me volvía loco. Folla tranquilo pero fuerte, se mueve y me ayuda a moverme para rozarme por dentro. Me he corrido haciéndome una paja mientras el oso me la metía, y me he chupado la mano llena de lefa (con más elegancia que lo que te estás imaginando!!! jaja) y el oso se enmorbado a tope y se corrió acto seguido con bastante ruido por cierto. Luego confesó que lo de chuparme mi propia lefa le puso demasiado, para bien.

Me ha encantado!!! 

7 comentarios:

Observatorio Gay Granatense dijo...

¡Pues eso que te llevas en el cuerpo! Pero no empieces a comparar, porque eso es malo, sólo lleva al comezón de cabeza, tú piensa en que "cada uno es cada uno con sus cadaunadas" y siéntete siempre bien con el que tú quieras, con el que estés follando en ese momento, o con el que encarte... pero no compares, que luego siempre verás más pegas que beneficios...

Chuqueder dijo...

Empalmada instantánea! Se echan en falta más detalles, que nos dejas como al oso, con "la miel en los labios". Que morbo!

Kotei dijo...

Y no es mas sencillo andarse sin malos rollos? Porque si estas tenso cuando te desnudas delante del otro es porque te sientes juzgado cada vez que lo haces y ni se si eso es bueno del todo.

Tu disfruta y punto.

Un beso

Sufur dijo...

Dónde va a parar, por Dior. ¡Osos (y oseznos) al poder! :-)

Kamuiu dijo...

Pues bien por ti, pero ahora no estara empezando alguna neura??

Porque Polo te habia dado permiso para ciertas cosas...pero esta no es una de ellas. ¿Qué vas a hacer?

Marlène dijo...

Carpe diem Leo !

Cómo me alegro de que hayas disfrutado esta sesión... Yo que sé lo que es encontrar una persona a tu medida en el sexo y en el antes y el después del mismo, te auguro un futuro placentero con tu atractivo oso. Creo que vale la pena darte más oportunidades.

Mucha suerte, campeón ! ...y un abrazo.

Anónimo dijo...

Me pregunto en que chats de osos te metes, yo nunca encuentro ninguno que valga la pena...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...