miércoles, 21 de marzo de 2012

De juerga con Capuccino


Llevo años intentando que mis amigos salgan conmigo por locales de morbo, me costaba un poco confesarles mi fascinación por los bares con código sexual de ropa, pero... ¿quién va a juzgarme a mi edad, en Madrid, superado el año 1975? El caso es que a pesar de no ser juzgado, sólo convencí a uno de ellos un par de veces para venir al Strong, pero nunca más.

Siempre he echado de menos un compañero de aventuras, es algo que me tiene algo frustrado y que ya hubiera superado si Capuccino por ejemplo viviera en Madrid, nos lo pasaríamos genial. Puede que aún, porque sólo hemos quedado dos veces, mantengamos cierta pose, pero creo que con el tiempo nos sentiríamos más cómodos para confesar que caeríamos más bajo de lo que nos gusta reconocer. Lo cual no quiere decir que caeríamos tan bajo como algunos creéis, o a muchos les gustaría.

Capuccino había ido al Odarko antes de cenar, pero no hay nada que contar al respecto por lo visto. Espero que recordéis el relato que escribió el propio Capuccino hace dos meses, y la visión que tiene de los fetiches, así no tendré que explicar porque llevaba un bolso con 4 looks distintos para ir a pasar la noche underwear de Bangalá.

Y no es por nada... pero yo también iba monísimo con mis calzoncillos blancos y mis calcetines altos :) Sólo que no estaba tan animado como Capuccino para bajármelos. Ojalá leyeran esto los que allí estaban, saltándose el código de los calzoncillos TODOS, yo era el único en calzoncillos, y bueno Capuccino llevaba shorts de deporte, el resto iban desnudos, por cierto... qué pollona es la gente en Bangalá, o a mí me lo pareció que como siempre se me encoge y me acomplejo al encontrarme en esas circunstancias igual me imaginaba lo que no era.

Capuccino fichó enseguida al más atlético del local y a por él se fue sin mirar al resto. Yo me quedé solo, viendo el porno y bebiendo para olvidar lo estúpido que me sentía allí todo cortado por no querer sexo con nadie, cuando en realidad podría haber disfrutado relajado de mi copa, mi paquete y el mero hecho de estar allí viendo porno la mar de a gusto, ¿quién me iba a juzgar por disfrutar en público de mi intimidad, en Madrid, en un local dónde todos estaban desnudos deseando una orgía, en pleno 2012? Nadie más que yo me juzgaría... pues para olvidar esa estupidez mía me bebí la copa que dejó Capuccino abandonada, más la mía, más otra...  Eso me dio fuerzas para hablar con uno que había allí más aburrido que una ostra, no para ligar, sino por contarle el morbo que me daba estar allí y entretenernos charlando de algo, total estaban todos en el cuarto oscuro menos nosotros dos y el camarero. Pero me despachó con un par de frases afiladas y menos mal que salió Capuccino y pude alejarme con una excusa fácil. Entonces el chico se fue del bar.

Capuccino fue a su bolso, se quitó los shorts para ponerse unos slips y creo que me contó lo que había hecho con el chico cachas, pero la verdad es que mantener el equilibrio ocupaba toda mi habilidad cerebral, así que lo relate él si quiere.
- Ey grupo! - le dije a cuatro desnudos, un par de ellos muy pollones - ¿Dónde van dos veinteañeros después de que esto cierre?
- Al Strong o a The Paw.
Y nos fuimos al Strong, no creáis que al beber se me olvidan las cosas importantes. Recuerdo, la conversación que tuve con Capuccino, los chicos que se había ligado los días anteriores en su aventura madrileña y hasta podría transcribir el sms que le mandó uno de ellos, pero no recuerdo cómo llegamos al Strong...  Sólo sé que me fue imposible hacer el cálculo de lo que pagué y lo que me devolvieron, y tuve la sensación toda la noche de que me faltaban euros. 

Allí todos iban vestidos, ni un top-less vimos al entrar. Sólo a un chico vestido de Lady Gaga, con tanga, purpurina y extensiones. Yo pasaba de ir con la camiseta en el Strong, es un rito ancestral para mí ir sin camiseta en esa discoteca, me daba igual que hubiera hasta uno con corbata...

El Strong está muy guay los sábados, todos los demás días es un poco rollo, está la mitad del sitio cerrado, hay muy poca gente y nadie liga en las zonas iluminadas. No hicimos más que hablar, y Capuccino se partió el culo a mi costa y mi embriaguez. ¿Soportaría Capuccino que me hubiera vuelto absolutamente crazy con mis vodkas y me hubiera desnudado por ejemplo? ¿Lo hubiera soportado yo?... Sólo diré que se me pasó por la mente darle un susto de ese tipo.

Nah, no estuvo mal la noche, pero cuando volvía por Almagro y vi a las transexuales parando coches de lujo y taxis, es la señal de que mi noche termina... y me dio pena no haber sacado más jugo a estar en el Bangalá sentado y haberme dado un gusto en vez de un disgusto, y también me dio pena no haber sido mejor compañía para Capuccino, sin cambiar lo que hice, simplemente cambiando la actitud y estando más cómodo con lo que iba pasando.

No me apetecía mucho ir a la IntoTheTank, pero iré con Capuccino a ver qué tal se nos da.  

Posdata: La borrachera es muy mala, vi un espantapajaros en un rincón del Strong, su cabeza era un saco, y estaba hecho de paja... Me dio mucha impresión! Cuando me repuse y volví a mirar ya no estaba...
Posdata 2: No, no tomé ácidos, ni éxtasis, ni me fume nada, sólo vodkas...


5 comentarios:

Dr Corazon dijo...

esta claro que ver espantapajaros, salir con la ropa que despues parece que no es la adecuada y sobre todo la actitud equivoca para la noche, logran que el amanecer sea una buena resaca

Kube dijo...

No era tu noche simplemente, hay mas noches que otra cosa

Red dijo...

Tu te lo pasas muy bien eh, aunque el plan no salio como querias. Yo te cambio mi vida jaja.
http://www.mi-diario-rojo.blogspot.com.es/

Anónimo dijo...

He ido alguna vez a Intothetank pero me he fijado que esta vez son dos días. Cuál es mejor? Sábado o Domingo.
Por cierto, muy buen Blog! ;)

Le Morbo dijo...

Gracias por los comentarios! :)
Estoy seguro, y sobretodo lo espero, que haya noches mejores en las que no vea espantapájaros y me atreva a soltarme en plan morboso.

Anónimo de la Intothetank, no tengo ni idea de cuál será mejor, la experiencia me dice que no hay previsiones que valgan en cuestión de locales ni fiestas de morbo... Supongo que ambas estarán más o menos igual de bien. Yo aún no he decidido a cual iré, quizás la del viernes, ya os diré.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...