sábado, 19 de septiembre de 2009

Los exámenes me ponen cachondo



Hay un síndrome que se llama del estudiante, que le pasa a mucha gente y no sólo a estudiantes, que se refiere a las personas que siempre dejan los deberes para el último día o que incluso tan tarde se acuerdan de los deberes que ni lo intentan, con todo el bajón de autoestima que eso supone.
Yo soy uno de esos, que sufre este síndrome, y dado que soy consciente de que en mi caso es algo extremo, puedo considerarlo una enfermedad mental de la cual no veo cura.
Hoy quedaría con Lobezno, para ver que ocurre con su cambio repentino de actitud. Pero no podré, porque tengo examen de recuperación el lunes, uno que no me he preparado en absoluto y necesito todas las horas que quedan hasta las 10'30 del lunes y sinceramente algunos días más que no se me van a consentir. A parte tengo otro el jueves.
No puedo evitar que mi cabeza se vaya a lo que quiero hacer con Lobezno, sexual y no sexual. Y todo deriva y se me va la cabeza al sexo, y sé que no podré follar hasta el jueves después del examen, y que no podré ver a Lobezno hasta entonces para que me de besitos tiernos.
Cuanto más pienso en lo que no puedo hacer, más ganas me dan de tirar los apuntes por la ventana y salir en busca de un zarandeo intenso y olvidarme de la carrera. Y cuando cojo los apuntes en posición de sacrificio expuestos al vacío de mi ventana, el cubo de la basura o una hoguera... medito y valoro que sólo es una semana de sacrificio y un sufrimiento que me merezco por no haber hecho un poquito cada día durante el verano. No deseo sexo... NECESITO sexo, ¿por qué? porque no lo puedo tener, y lo deseo también porque es todo lo contrario a lo que me está martirizando, porque es un símbolo de ruptura, de libertad... es lo contrario de estudiar.
- ¿Salgo una hora y me quito el mono?
- No! sólo es una semana.
- Sólo es una hora...
- Haz los deberes!
- No puedo!!! No hay tiempo ya ¿y si me sacrifico y suspendo?
- Lo intentas!
- Pero Lobezno tiene el momento dulce.
- Lobezno estará ahí el jueves, y no te va a follar de todos modos
- Necesito verle.
- El jueves le ves.
- JO!!!!!!
- Siéntate y prepara el examen zorrillo vago e indisciplinado.
- Pero... hoy es la noche en blanco...
- En blanco te vas a quedar como no te centres.
- Quiero que me la coman!
- El jueves.
- No puedo, quiero salir!
- Si sales te vas a sentir mal y además no te va a dar tiempo para el lunes.
- Lo sé.
- Pues venga, siéntate y estudia!
- No puedo!!!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

mi también me pasaba...
acababa en pelotas tocándome la polla en lugar de estudiar, rodeado de libros, pero sin dar golpe. Lo mejor, una buena paja, relax y la ciencia entra mejor.

VicioMadrid dijo...

A mi me pasaba igual pero al reves... no era estudiar, pero corregir los examenes de los estudiantes!!! Lo dejaba a ultimos....... y tenia que levantarme a las 4 de la madrugada!!! Chicos animos.... Y la nueva foto, Le Morbo, muy buena!!!

Le Morbo dijo...

Nunca más dejaré los deberes para última hora!!
(frase repetida todos los junios, septiembres, finales de trimestre, vísperas de exámenes y entregas de trabajo desde 1990 hasta hoy)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...