lunes, 11 de julio de 2011

Polo con sabor a mierda


Ayer Polo y yo estuvimos nada menos que 8 horas discutiendo, y todo empezó por uno de sus comentarios clasistas refiriéndose a una amiga mía, y mal está que la juzgue, pero es que encima estaba equivocado. Lo mejor que dijo de ella fue que era una chacha, me preguntó de dónde era, le dije que de Madrid y se aventuró a decir que sería de primera generación y que era la primera que comía caliente en su familia, y todo por llevar un vestido demasiado corto y unos tacones demasiado altos. Me lo estaba tomando a guasa, hasta que vi que se ponía en serio y se empezó a pasar de la raya. 

Le dije que era un clasista y que estaba harto de vestirme como para ir al cole del Opus cada vez que quedaba con él. 

- Para tener una familia fachona te ha salido un discurso muy rojeras - dijo. Eso me encendió, era la primera vez que oía la palabra "fachón" y me sacó de quicio.

- Mi amiga sea como sea es una persona genial ¿qué tendrá que ver si sus padres son de pueblo, o ella misma? ¿QUÉ MÁS DARÁ!? 

Él podía haber dicho algo bueno sobre la gente de pueblo y su dignidad, pero no! empezó a hablar de cajeras, mecánicos, mileuristas y a delirar mogollón, porque deliraba!!

La discusión pasó por mil fases y temas, aunque en realidad todo giraba en torno a sus valores super de derechas y su clasismo. Un gay del PP como Dios manda (manda huevos la frase eh). Es que llegó a declarar sin pelos en la lengua que los problemas que tengo con mi padre es porque soy gay!!!! y no tiene nada que ver, pero nada!! pero él lo dice, lo oye de su propia voz y lo toma como cierto... flipante!

He sido educado en un ambiente conservador y elitista, pero las frases que decía Polo sólo se las he oído a capullos y señoras con visiones de la vida muy pequeñas y equivocadas. Nos sacamos de quicio los dos, y he reproducido parte de la conversación aquí, porque no puedo explicar el asco que me produce sin poner lo que decía Polo.

Él estuvo gritándome la mayor parte del tiempo, al final ya se refería a mí, a mi familia, diciendo cosas que se inventaba, que si me pegaban en el colegio por mariquita (cosa que no pasó) y cuando al final a las 6 de la mañana, 8 horas después de empezar la discusión, me alcé por encima de él para decir que no dijera ni una palabra más sobre mi infancia porque no tenía ni idea de lo que estaba hablando, y que me tenía ya quemado. Se queda callado como una niñata y me suelta...

- No me hables más... - protegiéndose con la mano.
- ¿Quéeeee?...
- No, no me hables, me has dado muy mal rollo, por favor, cállate y vete a casa, por favor, no pasa nada, pero no me hables.
- Pero....
- Ayssss - y se tapa los oídos!!!!

Y me fui... claro, y aún sigo furioso!

4 comentarios:

Observatorio Gay Granatense dijo...

Pues si se puso clasista con tu amiga por ser "mileurista" yo, que soy "seiscientista" debo de parecerle uno de los mendigos de la puerta de cada Iglesia ¿no? No lo digo por encender el animo, pero cajeras, mecánicos y barrenderos tienen la misma dignidad, se puede ser el Rey de España, pero si se te atranca el water, o llamas a un profesional (fontanero), o la mierda le sale por arriba, por mucho Rey que sea...

En fin, las discusiones están bien, siempre que sean discusiones y no se ataque en lo personal, se pueden tener argumentos diferentes de cualquier cosa, pero "pulsar el botón rojo" -como mi novio y yo llamamos a tocar lo personal, lo familiar o dar golpes bajos- ¡Eso, no! No lo consientas o se joderá todo, tarde o temprano....

Marlène dijo...

A veces son precisamente las discusiones, cuando se llevan a estos extremos, que nos muestran un poco como son las personas con las que tratamos. Es como un "stress test"...

Y con ello no quiero decir que son determinantes, pero te dan una idea de las neuras, los conflictos internos mal resueltos, las inseguridades y otros rasgos de la personalidad de nuestros amigos.

Supongo que después de esta jarra de agua fría, tendrás más dudas aún sobre lo que te depara el escenario futuro con Polo y mi opinion es que vayas de ahora en adelante con pies de plomo y te plantees si estas dispuesto a lidiar con tales extremos.

Y como dice una buena amiga mía, el tiempo acaba poniendo todo en su lugar...

¡ Un abrazo y ánimos !

juan luis ferrer dijo...

¡Como me divierten los gays de derechas! Tenemos tantas ganas de repetir los esquemas establecidos y ser aceptados, que nos volvemos más papistas que el Papa. Hay mujeres muy machistas en puestos directivos...
En fin! No se que opinión tendrá Polo de tu parte morbosa oculta.... ¿Seguiría contigo si supiera todo lo que se te pasa por la cabeza? probablemente no. Entonces....que hay de verdadero en esta relación? Por supuesto, eres muy libre de hacer lo que quieras.
llevo mucho tiempo leyéndote y algo en este chico...no encaja contigo. Tu has cruzado unas barreras que él no va a cruzar. Pero tú no tienes vuelta atrás por mucho que lo intentes.
Un saludo

Anónimo dijo...

Me gusta tener secretos q nunca va a conocer mi pareja y hacérselo saber: nunca te los voy a contar y los seguiré haciendo. Yo mismo a veces prefiero q me guiñen un ojo y me cuenten lo que quiero oír aunque sea mentira. Solo necesito su complicidad y nada de información,

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...