viernes, 7 de octubre de 2011

El beso de despedida de Lobezno


Ayer quedé con Lobezno para despedirme antes de partir. Yo llegué a la cita animado por el viaje, y aunque lo de Polo no pasó hace tanto no tiene ni un ápice en mi humor, a no ser que mi ánimo por las cosas y mi sensación de ligereza provengan de la ruptura, lo cual tiene mucho sentido para mí. 

Lo de Lobezno acabó sin acabar el año pasado, poco a poco fue desapareciendo de mi cabeza y de mi corazón, aunque no tanto de mi día a día, porque nos seguíamos viendo. Pero uno se va gastando de desear sin resultado y ahora veo a Lobezno como un souvenir de otra época.

Estuvimos unas horas juntos, y creo que hicimos lo mismo que hacíamos en nuestras citas cuando éramos no-novios, pero yo evitaba la cercanía que teníamos por aquel entonces y él me piropeaba, me hacía mimos... sin embargo a mí no me hacía sentir nada, sólo extrañeza.

Cuando nos despedimos nos besamos en la boca, con un poco de lengua. Me gustó, me pareció una muy buena despedida para irme a L.A. Pero no significó nada, lo sentí como ver una foto que te hace recordar cómo eran las cosas antes, sin que eso te devuelva al pasado ni mucho menos.

A pesar de todo sigo sintiéndome soltero y sin ideas románticas en mente,  nada puede hacerme pensar en nada más que en coger el avión el lunes. Ni el beso de mi mayor frustración puede despistarme de mi planning de viaje. 

Mi cuerpo sigue en Madrid, pero hace días que ya no estoy aquí...

1 comentario:

Observatorio Gay Granatense dijo...

Por lo que veo voy a ser el primero en desearte ¡FELIZ VIAJE y TODO LO MEJOR EN L.A! Acabo de llegar de la sauna con mi novio, jejejeje, o sea, que nadie mejor que yo (desde el horizonte que me da la sauna y mi edad, 37 tacazos ya) para ponerme en plan "abuelito cebolleta" y decirte que ¡disfrutes todo lo que puedas, coño, que desde la lejanía no te comerás tanto el taro y follarás, más y más a gusto! Y no dejes de contarlo, jejejeje...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...