lunes, 3 de octubre de 2011

Julito


Julito y yo fuimos al mismo colegio, nuestros padres ya eran amigos, estábamos predestinados y siempre lo hemos hecho todo juntos, hasta que se fue a estudiar a EEUU con 19 años, desde entonces no le he visto. Es el típico que hace amigos y novios con mucha facilidad y Julito prácticamente ya es más estadounidense que español sólo ha venido a Madrid para ver a su familia quizás 6 veces y por hache o por be no nos hemos visto.

Hemos tenido momentos morbosos, dignos de ser contados en este blog de morbo, aunque en realidad son chorradas tengo dudas de si puedo contarlas, habría que enterarse sobre lo de relatar una historia de menores... aunque no os hagáis ilusiones, sexo no hubo, morbo sí, tonterías de los quince o dieciséis. Ejemplo: el ejercicio que hicimos de desnudarnos frente a frente para superar nuestros miedos a la desnudez con 14 años.

Si tuviera que definir a Julito para que os hagáis una idea de qué clase de chico es, os diré que le invitan a todas las fiestas, le cae bien a todo el mundo y no sé si es un don o pura suerte pero siempre acaba hablando con lo mejorcito de la fiesta, con lo que a parte de a fiestas tiene acceso a mucho más. Es carismático.

Conoció a su novio, que era Californiano de pura cepa y ahora vive con él desde hace tres años. Julito ha estado de prácticas en una empresa después de terminar su carrera pero no sé qué ha pasado que se ha desilusionado mucho y hace casi dos meses que está en el paro, a mí no me mola que haya problemas de ningún tipo pero en realidad eso es bueno para mí, más tiempo juntos :)

No dudó en consultarlo con su novio y ofrecerme su habitación de invitados para vivir con él y su novio en Santa Monica cuando le dije que me iba a Londres, y yo ya no podía ni asimilar otro destino que no fuera Los Angeles. Ambos estamos impacientes de que llegue, soy el primer ajeno a su familia que va a visitarle y cada vez que se conecta al messenger tiene un plan perfecto para mi llegada.

Otra forma de describir a Julito sería mencionar que sus novios han sido siempre triunfadores y otra buena descripción es que es divino, pluma incluida y elegancia gay. Pero bueno, como hablaré de él más veces durante estos tres meses ya le iréis conociendo más.

nota: Julito no sabe nada de mi blog.



2 comentarios:

Observatorio Gay Granatense dijo...

Hombre, soy abogado, aunque no ejerza, pero no hay inconveniente en que cuentes historias de menores (no es que me interesen, no te lo digo por eso, sino para tu tranquilidad) por varias razones:

Uno de esos menores eres tú, o sea que no cuentas cosas hechas con menores, sino hechas por ti cuando eras menor, que es diferente.


El otro también era menor, y supongo que, contando con el consentimiento, tácito o expreso, de él, no hay problema ¿quién se iba a mosquear?

Tu blog ya advierte que es de contenido adulto para adultos, y quien entra lo hace bajo su responsabilidad, no la tuya... es como si escribieras una historia de ficción erótica y gay con menores... Es una ficción, y como lo escribes en un blog adulto, no pasaría nada (otra cosa es que ese relato lo publicases en un blog sin advertencia, al que pudieran acceder menores)

En fin, eso es lo que pienso...

Y el novio de Julito... ¿Está por la labor de que os reencontréis bajo el mismo techo....? Jejejeje, esto es una pregunta morbosa, pero ya la responderás más adelante, como bien dices, jejejeje

Le Morbo dijo...

Gracias por las aclaraciones legales, no quería meterme en ningún lío con la justicia y aunque podría haber preguntado a mi hermano o mi padre.... la verdad, si se pueden escribir en internet historias sexuales de menores me resultaba muy incómodo de explicarlo en casa. jajaja.

Y sobre lo del novio de Julito.. él no sabe lo que hacíamos de niños, y aunque lo supiera... ni nos llegamos a tocar nunca, o sea que no hay peligro :)
Somos amigos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...