martes, 16 de agosto de 2011

Papa don't preach


Como todo el mundo debe saber, el Papa visita esta semana Madrid en un evento enorme dedicado sobretodo a los jóvenes. Ya se nota la presencia de peregrinos procedentes de todas partes por la ciudad. 

No voy a hablar de las molestias que ocasiona todo esto, porque en realidad creo que al igual que muchos homófobos hablan de ruidos, invasión de calles y gastos para el ayuntamiento en el Orgullo Gay, cuando en realidad quieren hablar de perversión, inmoralidad, pecado o demencia, yo no voy a usar como escudo los cortes del tráfico, a mí lo que me preocupa son los discursos y las homilías del Papa.

Es cierto que los que nos movemos en un entorno más o menos gay hemos comparado mucho el JMJ con el Orgullo, a estas alturas todos tenemos una opinión con respecto al precio del abono del Metro, los privilegios, los millones de euros y sobre las facilidades en un caso y las adversidades en el otro.

Hay que admitirlo, la Iglesia aún tiene poder, mucha gente la sigue con fe ciega, y pienso que hay que ser conscientes y asumirlo. Quiero pensar que después de la visita del Papa todo seguirá igual, pero el Papa va a hablar, va a decir cosas que serán oídas por gente que se ha gastado el dinero y ha renunciado a otros planes para venir desde sus países a un evento mundial. ¿Cómo usará ese poder el Papa? ¿Qué dirá? ¿Dirá cosas homófobas? ¿Se atreverá a hablar de moralidad? ¿A entrometerse en nuestra vida privada? ¿Y a la gente le calará el mensaje?

Por lógica, yo que pido respeto y libertad, tengo que cerrar la boca ante su evento. A pesar de haber tenido que alucinar y lidiar con mil críticas referidas al mismo modo de exhibición en el Orgullo Gay. ¿Se quiere tapar a los gays por miedo a un discurso en el que todos tenemos los mismos derechos y somos todos igual de respetables? Sin embargo yo tengo miedo al discurso del Papa y su alcance porque temo que diga cosas malas contra nuestra libertad e incluso la de sus fieles. ¿Verán que son ellos los que meten la mano en mi vida, que hacen recortes y me molestan y yo sólo me agito para que me dejen tranquilo? Que yo no les ataco, su estilo de vida que lo siga quien quiera, ¿pero que es eso de exigirlo?

De verdad que me da miedo lo que pueda decir, y me da miedo que le aplaudan o asientan cuando critique a los que no tememos la heterogeneidad ni a salir del rebaño.

5 comentarios:

Chuqueder dijo...

Confiemos en que no abra mucho la boca y que todo esto sólo quede en un carnaval más. Pero es cierto que el Papa tiene poder, sobre las masas y sobre nuestro estado presumiblemente laico.

Hay que respetar su opción moral porque es una más tan válida como la nuestra. Pero es cierto que la historia y la costumbre han hecho de la religión católica una vara de medir por la que muchos se guían a falta de convicciones propias.

Hay que temer lo que Benedicto suelte por esa boquita, pero también hay que afrontarlo con determinación, sabiendo dónde están los límites, y cuáles son nuestros propios valores.

Finalmente diré, para no parecer un político con este discurso, que seguramente la mayoría de los jóvenes que vayan sean santurrones cantarines que estén atravesando una etapa, o que tengan sus cimientos morales basados en el respeto y la igualdad. Y que simplemente se unen por un pensamiento común sobre el todopoderoso. O al menos yo querría que fuese así.

P.D: yo solo creo en el hombre y en su capacidad para hacer las cosas bien o mal a propia voluntad. Y ójala que se montara un carnaval así para ayudar a la gente de Somalia, o simplemente para defender un derecho común o un sentimiento de hermandad sin necesidad de recurrir al dinero, política o religión.

Observatorio Gay Granatense dijo...

Peor es la situación de los gays, como yo, lo sabrás ya si me sigues, que tenemos fe, somos creyentes y...encima, para colmo de males, somos gays... aunque considero que para nada es incompatible una cosa con la otra (pues sería igual de estúpido el decir que no puedo ser creyente con los ojos azules, si es algo que forma parte de mi ser)... Yo no pedí nacer, tampoco se me va a consultar sobre el momento en que me vaya de este mundo (que además, seguramente será el día que peor me venga en la agenda), me gusta creer que tiene que haber un sentido transcendente de la vida (o el paréntesis entre nacimiento y muerte, la vida, es una gran putada), sea como fuere, en mi conciencia no se puede meter nadie, ni siquiera Dios mismo, si quiere respetar la libertad, la dignidad y la inteligencia que él mismo me ha dado, por tanto, que sus pretendidos "representantes" se metan conmigo, me la suda, así.... pero la fe de mi bautismo, no, porque esa es intocable... Aunque a ROUCO le joda...

Sufur dijo...

Pues con tanto joven devoto y reprimido en Madrid, las saunas y cuartos oscuros tienen que estar a reventar. ¡Aprovecha!

Josan dijo...

A mi realmente me da miedo cuando veo esas imágenes de miles y miles de personas, muchas de ellas jóvenes exaltados e incluso histéricos, aplaudiendo y gritando al Papa a su paso por las calles madrileñas. Se comportan igual que si de un cantante famoso se tratara. Y de un cantante lo puedo entender porque se pueden tener sueños húmedos con él y eso enerva la sangre pero de el Papa... Me da miedo ese "fervor" que a veces incluso parece uterino de sus seguidores, en este caso seguidoras, me da miedo esa especie de fanatismo y el ver que no tienen reparo en demostrar esa exaltación ante todos. Me parece exagerado y muy , pero que muy peligroso

El Dr dijo...

Muchos videos del tema han quedado subidos por todo internet... dejando a cada uno en su lugar... JMJ's borrachos como cubas, insultando a los anti papa, pidiendo a gritos que la gente "los respete", y despues insultando.... No comments.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...