lunes, 16 de enero de 2012

Mi culo es delicado como una flor (conclusiones)



El post sobre la cerrazón de mi culo ha tenido tanta participación que voy a responder con este post y de paso hacer un resumen para los que tengan un problema parecido. Además creo que he llegado al meollo de la cuestión gracias a todo lo que me habéis escrito.

Muchos me sugerís que vaya al médico, y es algo que no descarto en absoluto, porque para eso están los médicos y la vergüenza que pueda pasar... la contaría la mar de encantado y recreándome en mi blog :) Pero antes voy a probar otros métodos más caseros y más que tradicionales que quizás por impaciencia no he hecho bien, o sea, entrenar la dilatación con dildos tranquilamente a mi ritmo, con lubricante y estando relajado. Porque la dilatación hay que conseguirla por uno mismo con ayuda de otro si quieres pero sintiéndola, o sea que cremas anestésicas es mejor no usar para que sepas si te estás desgarrando demasiado.

En vuestros comentarios y en conversaciones por e-mail con alguno de vosotros me he dado cuenta de que además de que hay muchísima gente a la que le cuesta meterse cosas (al final tendrán razón algunos de que es antinatural, jaja), hay muchas razones físicas y psicológicas que impiden meterte un pepinazo por el culo. La mala educación de que eso no se hace, la presión de hacerlo bien o la obsesión de sacar el pepino tan limpio como te lo metes (mi caso) son las psicológicas, y luego están las hemorroides, incluso internas que no se ven, las heridas y un sin fin de cosas que a veces se curan solas pero a veces requieren un tratamiento y hasta operación (espero no llegar a eso).

El comentario de un estudiante de medicina es el que más me ha servido, porque además de tranquilizarnos a todos sobre lo mucho que pasan de juzgarnos los médicos cuando nos meten el dedo en el culo (cosa que ya de tanto pensarlo me está dando ganas de probar...), ha dicho algo muy importante sobre EL AGUA. Mi ritual pre-coito está muy mal concebido.

Cuando descubrí que los activos adoran abrir los culos a base de lengüetazos tuve que buscarme las mañas para ofrecerles algo digno que lamer, desde entonces más que besos negros me han hecho besos inmaculados que vamos... ¿os podré confesar sin que muráis de risa que a veces hasta me paso una gominola por la raja? 

Ahí ya se intuye una razón psicológica para explicar la enorme fuerza de mi culo, que como lo cierre y te pille dentro o te corto la circulación o sales disparado hacía el cielo! 

Y hay que sumar los problemas del agua, ese agua tan limpia y tan purificante puede hacer que cuando te follen te jodan en todos los sentidos. En mi caso me limpio demasiado culo y demasiado intensamente, y luego no lubrico en consecuencia, el ano se reseca con el agua, supongo que porque le libras de la mucosa que necesita para estar hidratado. Además que yo ya  salgo de la ducha irritado de tanto trajín... o sea que llego al momento de la penetración ya reseco y puede que hasta herido. 

Ya que os veo tan animados con vuestros comentarios, os pregunto con curiosidad didáctica, qué reacción tenéis con respecto a la limpieza anal, hasta qué punto es buena, qué hacéis para limpiaros, si os preocupa mucho, normal o pasáis... jaja. Contestad tanto activos como pasivos porque al final por ambas partes habrá una opinión sobre ello.



Hoy me iba a hacer un dedo al "natural" en la ducha y me he dado cuenta de que aprieto muchísimo el culo, pero sé relajarlo y entonces el dedo se mete guay, me cuesta mantenerlo relajado, pero eso ya es cuestión de entrenar. Ya os contaré!

Mi conclusión de hoy:
Si quieres meterte pepinazos con naturalidad, acepta la naturaleza de tu culo.

11 comentarios:

Observatorio Gay Granatense dijo...

La verdad es que me pillas fuera de juego, porque yo nunca he tenido eswe problema, que mi novio dice que "qué culo más agradecido" tengo, o sea, que n te puedo ayudar mucho... aunque lo del agua es verdad, una vez leí en no sé donde que el agua es el antilubricante por excelencia, que eso de follar en la piscina, la ducha o el mar es casi misión imposible, cuando no harto dificil y dolorosa precisamente por lo que cuentas del agua...

Chuqueder dijo...

Amén a la conclusión! jaja

En cuanto a la limpieza tengo tu misma angustia. Caca no! Cuando lo hago con mi novio (de mucho en mucho desgraciadamente) tengo que estar como los chorros. Y claro, siempre con agua, y sin lubricar "internamente", así que, entre la falta de costumbre y lo reseco... De todos modos siempre lubricamos bien su pene.

Las pelis porno han hecho mucho daño. A saber cómo les huele y les sabe el culo a ellos, pero claro, nosotros vemos culos limpísimos, grandísimos y que aguantan todo. Y nosotros estamos en el tema y notamos un gasecillo o cualquier cosa y pensamos que nos cagamos.

Tenemos que liberarnos de complejos. Si nos follan el culo que sepan lo que se follan. Es lo que hay. Y a la hora de relajar el culo, lo que hay que relajar es la mente y el pensamiento.

PD: me parto con lo de la gominola. Tienes culo Mentos o culo Haribbo? jajaja.

Salu2

Jq dijo...

Efectivamente, lo más importante es aceptar la naturaleza de nuestro propio culo. Y es que un culo es un culo, pero por suerte, como mismo podemos disminuir el diámetro de nuestra cintura o aumentar el de nuestros biceps, con entrenamiento el esfínter es igual de susceptible de adaptarse.

A mí personalmente, como activo, me gusta la limpieza, sobre todo cuando se trata de sexo esporádico. Cuando he estado en pareja más o menos estable, me he relajado un poco más en este sentido, pero por lo general no me gustan las "sorpresas". La relación más larga que he mantenido duró 3 años. El chico con el que salía (100% pasivo) era un maniaco de la limpieza anal. Debido a unas molestias que empezó a notar, decidió asear la zona sólo cuando íbamos a mantener relaciones y santito remedio.

Nuestra técnica consistía en que él se aseaba e inmediatamente empezábamos con el tema. Alargábamos los preliminares de forma que lubricábamos también su ano. Era muy estimulante. Incluso incluíamos en ocasiones en el juego sexual el tema del aseo.

Con otro tipo de relaciones, algo más esporádicas, me he encontrado de todo... De todo literalmente... En ocasiones este tipo de "encuentros" han acabado por minar mi deseo sexual hacia el otro y simplemente me entraba bajón... Pero eso no hacía que me trabase hasta el punto de cogerle miedo a las relaciones.

Otra cosa muy importante es perder el miedo a las "sorpresas". Eliminar los tabús hace que disfrutes más de lo que haces. El uso del condón, algo que debería ser indiscutible, también ayuda en las ocasiones en que no te ha dado tiempo a asearte correctamente. El olor se mitiga un poco y evitas el contacto de las heces directamente con el pene, previniendo infecciones y ese tipo de historias.

Que un culo sepa a gominola no está mal, jajaja, pero los olores naturales (¡¡sin pasarse!!) estimulan muchísimo, al fin y al cabo son los olores que nos identifican de verdad. Creo que me gustaría más un culo con olor a sudorcilo de huevos, que con sabor a sugus...

Concluyendo: lo importante del sexo es hacer la menor prosa posible y el mayor número de actividades prácticas, ya sea a solas o en compañía. Cuando toque a solas, que te sirva como entrenamiento físico de tu esfínter y mental de tus fantasías, capacidades, inquietudes y preferencias. Cuando sea en compañía, que te sirva para relajarte y PENSANDO SÓLO EN TI Y EN LO QUE TE GUSTA, explorar las posiciones, roles e incluso olores que te motiven. Sólo cuando piensas en ti mismo, puedes llegar a disfrutar al 100% de tu sexualidad y te aseguro que harás que tu pareja sexual disfrute tanto o más que tú.

Pd: qué post más guapo, jeje :)

Blackmount dijo...

hombre, pues a mí no me parece el fin del mundo. ya se sabe que si se mete ahí a que se arriesga. es natural que aparezca algo de caquita. aún cuando se lava muy bien puede quedar algo. cuando estoy de humor para que me la metan, me aplico antes un enema desechable, me parece que es lo mas conveniente y la solucion no reseca la mucosa, como el agua. cuando la voy a meter yo, pues adelante y si aparece algo, a ignorarlo y continuar con lo mío y ya despues de terminado, eso con agua y jabón sale

Ronnie dijo...

Caro amigo: Limpieza si, obseción no.
Una recomendación de un un tipo mayor, si, y que, practica en la soledad y cuando intentas introducirte un dedo, haz fuerza hacia afuera (perdón por lo franco, pero como si estuvieras sentado en el inodoro haciendo) y veras que el dedo entra solo.
Esto es solo conicimiento de la anatomía. Intentalo que funciona.
Besotes mil y cuentame luego.

Ronnie dijo...

Errores al margen, este nuevo teclado me mata.

Estudiante dijo...

Me alegro de que te haya servido la ayuda. Todo viene a raíz de la tremenda confusión de que el agua lubrica, cuando la lubricación depende de la fracción lipídica, y el agua tiene 0.

Respecto a algunos de los comentarios de arriba que preguntan como aguantan los actores porno...La solución es tristemente fácil. El popper produce una relajación de la musculatura lisa e involuntaria del recto y ano, por lo que la penetración es más fácil. Obviamente esto NO es una solución válida.

Saludos.

Jq dijo...

No todo es poppers en el porno, existe algo más poderoso: la edición. Escenas de 15 minutos pueden haber sido rodadas en horas e incluso con días de diferencia, tiempo suficiente para recuperarse de cualquier "empetada" a saco.

Creer que follar es como hacerlo en una peli porno es como creer que Leonardo Di Caprio murió congelado en 1997 (Titanic) o que Julia Roberts es guapa :P

Le Morbo dijo...

Ahora siempre que me ducho me meto el dildo pequeño que es como un dedo... He notado mejoría y voy perdiendo el miedo a no limpiarme, porque estoy descubriendo que uno está más limpio incluso sin limpiarse de lo que te crees.

Anónimo dijo...

Hola!, vaya acabo de descubrir tu blog. Muy buena la entrada y todas las respuestas. Sí, cuando empiezas a tener sexo con tíos, parece que seas el único que se haga estas preguntas y resulta que todo el mundo tiene sus miedos, problemas, etc, eso consuela. Yo soy super pasivo, soy anal totalmente, no tengo problema con pollas gordas, pero si muy largas. Me encanta verlas y chuparlas, pero más allá de 17 cm más o menos no pueden meterla hasta el fondo, es cuando me empieza a doler. No se si os pasa igual. Gracias

HB dijo...

La limpieza es muy importante pero tenemos que ser conscientes de que un culo es un culo, y relajarnos al respecto porque pueden pasar cosas, y si pasan tratarlo con normalidad.
Para limpiarse siempre es mejor hacerlo con un enema y suero fisiológico, que no es tan agresivo como el agua. Despues se puede lubricar el interior con el lubricante que te vaya bien (con base de agua suele ser mejor), puedes meterlo con cánula y dejar que se extienda bien durante un rato. Y luego evidentemente las cosas se tienen que hacer bien, el activo tiene que saber tomarse su tiempo y relajarte bien, además de darte la confianza que necesitas para no estar tenso...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...