viernes, 17 de diciembre de 2010

El puto chupetón

Esta noche iba a escribir sobre mi nuevo ligue, el que me lleva a París la semana que viene, pero se ha interpuesto un acontecimiento que nubla mi mente. He quedado con Lobezno y se ha presentado la mar de feliz con un puto chupetón en el cuello, sí, un chupetón y sí, en el cuello, bien visible.

¿Que por qué me pongo así si yo follo todo lo que quiero con otros y él no debería ni ser mi novio? Pues no lo sé, porque es una mierda y esa puta marca me mira y me dice:

"Lobezno folla con otros...

Lo cual no me supondría ningún problema si además esa frase no se completara con:

"... y contigo no"

No me he reprimido y he expresado mi rabia y mi asco. ¿Por qué alguien que yo no conozco (y posiblemente él tampoco) tiene acceso a la polla erecta de Lobezno, a motivarle, a motivarse y darle esos arranques de pasión y yo no?

Relación abierta bla bla bla, es lo que tienen las relaciones abiertas... ya lo sé y mi cabeza no se siente mal con ello, pasa del tema, de hecho está la mar de tranquila y sólo está algo espectante por saber qué decisión toma mi cuerpo, que es el verdadero afectado en este tema. Yo nunca he sentido celos, quizás sólo preocupación cuando creo que estoy perdiendo a alguien que me gusta, pero no por el hecho de que se folle a otros, sino por la parte que me toca exclusivamente. Y yo no interpreto esta mala sensación con Lobezno como celos, sino como envidia por esos gusanos miserables que se lo benefician (necesito desahogarme chicos) y se lo he dicho muy claramente.

Dice que ha estado muy estresado, que ya está más tranquilo... Yo no podía dejar de pensar en el chupetón. Claro! tranquilo, con la polla bien chupada, y el cuello marcado por una zorra presumida! Aggg.

Hoy ya sí que no me gusta nada esta situación en la que me he metido por un chico, no me gusta ni un pelo, es incómoda sin sentido y empieza a parecerme enfermiza. Quizás lo fue siempre, pero cada vez tengo más claro que no mola. Lobezno me gusta mucho, pero la situación que me ofrece es una mierda. 

No voy a decir que le voy a dejar porque luego decir que no puedo es muy frustrante, porque la verdad es que no puedo, pero estoy deseando que alguien me lo quite de la cabeza, a base de polvos si es necesario, estaría la mar de tranquilo.

Tengo curiosidad por saber qué hace ahora que sabe que estoy cabreado... ¿dejará que se me pase? ¿Hablaremos? ¿Intentará cambiar las tornas y ponerme a mi como un histérico? ¿Adoptará el papel de capullo y saldrá a delante con valentía? ¿Me intentará follar (para que pueda rechazarle yo, jiji)? ¿Me comprará flores? ¿Qué coñoOOooo hará?

2 comentarios:

El amigo marica de Dark Knight dijo...

Ya te digo yo que lo más probable es que no haga NA-DA. Él está bien con la relación como está. Tú eres el que tiene que valorar la situación.

Hace tiempo te dije que no os veía futuro. Sabía que llegaría este momento y que tú no estarías preparado para soportarlo. Ninguno lo estamos si estamos enamorados.

Se fuerte y piensa en lo que realmente quieres, lo que te aporta la relación y actúa en consecuencia.

Un saludo.

Le Morbo dijo...

Estoy luchando contra la idea de llamarle... pero no quiero, quiero que sea él, que se preocupe y que no deje que sea siempre yo el que hace las cosas.

¿Aguantaré? Espero que sí.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...