miércoles, 15 de diciembre de 2010

Un verdadero vaquero



Para ser un vaquero como Dios manda hay que nacer en Estados Unidos y concretamente en algún sitio de la América profunda. El sombrero no es imprescindible, pero la camisa de cuadros y los pantalones vaqueros son obligatorios.


Si el vaquero es real será musculoso por narices, porque su trabajo le exige mucho esfuerzo físico,  no es una musculatura de pesas, es esa que hace a los hombres tan viriles, y que con vello queda mucho mejor, y sobre eso, la genética de un verdadero vaquero con suerte le cubrirá de vello morbosísimo, por el pecho y todo el torso en general, los brazos, las piernas... y la barba.
A pesar de parecer tan duros, los verdaderos vaqueros son muy tiernos y aunque son americanos tienen su punto de humor inteligente que te dejaría sorprendido.


Los vaqueros reales o son morenazos o son rubiazos, pero siempre macizos y bronceados, pasan mucho tiempo solos y en la naturaleza así que se desnudan sin problema al aire libre, se bañan en un barreño y no tienen problema en tocarse la polla si quieren cuando les apetece.


Les gusta su cuerpo tal y como es, si están cachas genial, si les sale tripa por beber tanta cerveza son igual de felices siempre y cuando puedan seguir montando a caballo. Nunca se depilan y en lo único que se permiten licencias de moda es en las botas y en la barba. Eso sí, siempre se dejan pelo en la cara, ya sea la barba entera, perilla, patillas, bigote... 


Tienen la voz ronca, hablan muy fuerte y fuman. No saben decir cosas bonitas, pero como tienen los dientes tan blancos y lo que dicen lo dicen con tanta sinceridad a ti te encanta igualmente. Además tienen un punto extraño que no tienen los hombres de ciudad, porque los vaqueros como son de campo y en sus pueblos no hay casi gente todo lo que haces y todo lo que eres les sorprende y lo ven fascinante, y a ti te fascina eso. Porque no se preocupa por ir fashion, ni por su cuerpo aunque tenga un cuerpazo, no se estresa por ligar más que sus amigos y lo único que le preocupa es que el bigote le haga lo más viril posible.

7 comentarios:

Kamuiu dijo...

¿Qué te has fumado para hacer esta entrada, LeMorbo????

^____^

Mocho dijo...

Claro, como que hay muchos vaqueros por ahí sueltos, jajajaja

Le Morbo dijo...

Jajajaja.... Lo sé, parece que estoy fumado, pero no, yo no fumo nada, es que soy insomne, que tiene los mismos efectos.

Y Mocho... hay muchos que podrían dar el pego totalmente con un sombrero y unas botas, por suerte!

Fue derepente, viendo webs de cachas y pensé... MMMMM SEXY COWBOY
Es un fetiche muy fácil y popular, pero mmmmm a mí me encanta.
Fui el primero en estar en la cola del cine cuando tenía 18 o 19 años con mi mejor amigo en Brokeback Montain (aunque me decepcionó totalmente, me pensaría que iba a ver pornoerótico...)

Kamuiu dijo...

Q va....la pelicula estba genial....no se porque dices eso!!!! XD

Le Morbo dijo...

... Sí, está bien, pero es un poco tostón en cuanto vuelven de la montaña... para mí la peli acaba ahí.

VicioMadrid dijo...

Eso me recuerda las primeras pelis porno-gay visto en Paris... en los años 70. Siempre habia pelis de vaqueros con pollones grandes y camisetas de cuadros....Pensaba que toda America era asi!!

Le Morbo dijo...

Es que son así... no?? En la América profunda son así!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...